13 de junio de 2021

Tras poco más de 10 horas de diálogo y reflexión sobre los alcances e implicaciones de la Ley General de Archivos (LGA) entre archivistas, académicos, servidores públicos y titulares de órganos locales garantes de la transparencia, concluyó el foro nacional “Ley General de Archivos. Armonización e implementación”,  en las instalaciones del Archivo General de la Nación (AGN) el 17 de junio y en la sede del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI)el 18 de junio; en el que los ponentes coincidieron en que existe un déficit de recursos financieros y humanos, así como de capacitación y profesionalización, para hacer frente a la LGA, aunque estas limitaciones de presupuesto no deben ser impedimento para lograr los objetivos de la nueva ley.

Durante la clausura, el comisionado presidente del INAI, Francisco Javier Acuña Llamas, resaltó que desde el 2014 los eventos convocados por el órgano garante que tienen mayor asistencia son los que tratan esta temática. “Manifestamos el respeto a los asistentes participantes, que han venido desde entonces, una y otra vez, más nuevas personas que siempre se suman, porque han puesto de modelo la participación efectiva de esta enorme representación ciudadana de especialistas, de archivistas, de investigadores, de académicos y de quienes se han querido sumar a esta causa, que sólo se puede comprobar con esa presencia permanente”, enfatizó.

Carlos Ruiz Abreu, director general del AGN, resaltó que, pese a las condiciones presupuestarias adversas, el AGN se asegurará de cumplir con todos los preceptos del nuevo ordenamiento jurídico. Manifestó que el reto para el AGN es enorme, pues pasará de tener relación con 300 archivos a más de 3,000 en todo el país; y de atender 300 sujetos obligados a cerca de 12,000, a quienes se les brindará acompañamiento en la adecuación de sus normas y estructuras a través de la Dirección del Sistema Nacional de Archivos, asesorándoles en cuestiones de organización, descripción, conservación y digitalización de sus archivos.

Ruiz Abreu destacó que el país se encuentra en un momento histórico con la cuarta transformación y que la LGA se enmarca en dicho momento puesto que “si aplicamos correctamente la Ley General de Archivos, estaremos impulsando una transformación radical en la administración pública al homogenizar la gestión documental, elevando así la cultura organizacional y su institucionalidad”.

Una de las grandes aportaciones del foro fue resaltar el valor comunitario de los archivos, que se fundamenta en las funciones sociales que cumplen como fuentes para la construcción de la historia, para preservar la memoria institucional, como garantes del derecho de acceso a la información, como instrumentos para el derecho a saber y como contribuyentes a la educación de sus integrantes.

Tras este encuentro de expertos relacionados con la archivística, la gestión documental y el acceso a la información pública, se advierte que el reto es mayúsculo, ya que el escenario que impera en los archivos del país no es el más alentador. Por otro lado, el panorama para armonizar la nueva ley es favorable, ya que en México se cuenta con antecedentes de ejercicios de armonización exitosos como lo fueron los que dieron origen al Sistema Nacional de Transparencia y al Sistema Nacional Anticorrupción.

 

En este sentido, con la homogeneización de la gestión documental se defenderá el derecho a la verdad y se asegurará que el Sistema Nacional Anticorrupción tenga un soporte firme y el Sistema Nacional de Transparencia se fortalezca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *