24 de septiembre de 2021

Para fortalecer a los pueblos y comunidades indígenas en la construcción de una ciudadanía integral, el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Gobierno del estado de Oaxaca celebraron un convenio en el marco de la Estrategia Nacional de Cultura Cívica (ENCCÍVICA), que promoverá especialmente la participación de la mujer, su derecho a votar y ser votada en condiciones de igualdad.

El Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, sostuvo que para ser un ciudadano empoderado se deben conocer los derechos, y eso es parte de la cultura cívica.

 

“Construir ciudadanía significa empoderar a las y los ciudadanos. Los derechos en democracia no caen de lo alto, los derechos no son concesiones graciosas de quien detente el poder político, el poder económico, el poder social. Sino que, por el contrario, son el resultado de luchas porque, como ocurre en las democracias, los derechos se conquistan, se exigen, se defienden y se ejercen”, estableció.

 

Ante el Gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa; de la Secretaria de Pueblos Indígenas y Afromexicano del estado, Eufrosina Cruz; del Vocal Ejecutivo del INE en la entidad, Edgar Humberto Arias, y del Contralor Jesús George Zamora, Córdova Vianello subrayó que, para ser un ciudadano empoderado se tienen que conocer los derechos. “Y esa es parte de la lógica de la cultura cívica como estructura vertebral de un sistema democrático”.

 

No se puede asumir que el patrimonio cultural de nuestras comunidades indígenas sea un impedimento para el ejercicio de los derechos, señaló el Presidente del INE al agregar que, por ello, el convenio constituye un punto de referencia, porque se trata de Oaxaca, un estado con una sociedad rica, compleja, pero “un espacio de oportunidad invaluable para el desarrollo de la cultura cívica, para el desarrollo y apropiación de los derechos democráticos”.

 

En su intervención, el Gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, enfatizó la importancia de centrarse en las y los ciudadanos, ya que no son los papeles, sino las personas empoderadas “las que construyen cultura democrática, las que rompen convencionalismos y paradigmas”.

 

Por ello, mencionó que convenios -como el que se firma con el INE-, son necesarios para empoderar a las comunidades indígenas y para atender temas con enfoque de género con la mujer y los derechos de las niñas y los niños, los cuales se tienen que atender desde la cosmovisión de las diferentes realidades.

 

Detalló que en Oaxaca más de la mitad de la población vive en comunidades de menos de 2 mil 500 personas, con 417 municipios que respetan los usos y costumbres y que, “para empoderar a esas comunidades, para crear nuevos convencionalismos, es fundamental tener este tipo de acciones y entender dónde están las fortalezas de cada quien, del INE, de los gobiernos de los estados y de los municipios para tener ciudadanos que levanten la voz, que cierren el puño pero que también  abracen la posibilidad de generar nuevos consensos, de tener tolerancia y construir el país que todos queremos”.

 

El convenio es un avance en la atención integral de la violencia de género

 

Enseguida, el Vocal Ejecutivo del INE en Oaxaca, Edgar Humberto Arias, agregó que, detonado por el convenio, la difusión de la cultura cívica y la construcción de ciudadanía en municipios indígenas tendrá una nueva dimensión.

 

“Las actividades de información, sensibilización y acompañamiento institucional que se realizarán en el marco de la Estrategia Nacional de Cultura Cívica y que se agregarán a los esfuerzos del INE, constituyen auténticas medidas de prevención que aportan a la atención integral de la violencia de género”.

 

Mencionó que en estos tiempos “en los que algunas voces desdeñan y pretenden minimizar la educación cívica que realizamos los órganos electorales”, vale la pena tener presentes historias como la de Eufrosina Cruz, ya que los modestos esfuerzos de una junta distrital del entonces IFE en el 2008, la impulsó a la escena pública y desde entonces ha jugado un papel trascendental en la lucha de las mujeres indígenas por el ejercicio de sus derechos.

 

Construir ciudadanía consciente y libre en las comunidades indígenas

 

La importancia de este convenio radica en que la cultura cívica no es solamente ir a dar talleres, sino construir ciudadanía, “empoderar a las comunidades indígenas y dejar de ser indicadores”, ponderó la Secretaria de los Pueblos Indígenas y Afromexicano del estado de Oaxaca, Eufrosina Cruz.

 

“Es importante construir ciudadanía consciente y libre en las comunidades indígenas, rompiendo muchos paradigmas que nos han limitado a acceder con conciencia al desarrollo participativo, social y económico en nuestras comunidades, pero que parta de la misma comunidad”, señaló.

 

Eufrosina Cruz precisó que la cultura cívica no solamente son derechos políticos-electorales, tiene que ver con todos los derechos, por lo que el convenio permite, a través del Instituto Nacional Electoral, construir con ellos y con ellas, qué se entiende para ellos ciudadanía y derechos, “si no lo hacemos de la mano de ellos, no vamos a poder romper estos paradigmas que son la pobreza y la marginación”.

 

El convenio reconoce que es necesario que en los pueblos y comunidades indígenas que se rigen bajo sus sistemas normativos internos, se otorguen las herramientas necesarias para garantizar el debido ejercicio de sus derechos civiles, políticos y sociales, fundamentales para mejorar la calidad de vida en las comunidades indígenas con rezago económico, social y educativo, quienes enfrentan las mayores dificultades para hacer valer sus derechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *