mar. Jul 23rd, 2019

La COPARMEX muestra preocupación por las desiciones del gobierno de AMLO

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) advierte que a un año de haber ganado las elecciones y tras siete meses en el ejercicio del mandato, las estrategias del presidente Andrés Manuel López Obrador en materia económica, de seguridad, migración y grandes proyectos de infraestructura generan incertidumbre y preocupación, porque la baja inversión y la falta de crecimiento despiertan alertas en el ámbito económico.

Durante el tercer trimestre de 2018 la Bolsa Mexicana de Valores registró una caída de 20 por ciento, situación que no había ocurrido en los últimos 10 años. Ese desplome se explica en parte por el anuncio de la cancelación del proyecto para construir el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en Texcoco.

Aunque en los primeros meses de este año la Bolsa ha recuperado terreno, aún opera al nivel en el que se ubicaba en 2015. Este año, también se observa una caída en la Inversión Fija Bruta de 5.9 por ciento en marzo, con respecto al mismo mes del año anterior; mientras que el Producto Interno Bruto presentó un crecimiento negativo, de menos 0.2 por ciento en el primer trimestre del año en comparación con el trimestre previo.

Entre las buenas noticias, destaca la evolución de las reservas internacionales, que registraron un crecimiento de 5 mil 046 millones de dólares de septiembre de 2018 a junio de este año. Por otra parte, en materia de infraestructura, los tres grandes proyectos de la actual administración han enfrentado serios cuestionamientos.

La cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en Texcoco fue una de las acciones de gobierno más cuestionables. Derivó en anular 692 contratos por un monto de 305 mil millones de pesos, lo que representó pagar alrededor de 100 mil millones de pesos en penalización.

El plan del gobierno es hacer la nueva terminal aérea Santa Lucía, con una inversión de 100 mil millones de pesos, pero a la fecha no tiene permisos y se han interpuesto 147 amparos contra la obra. Para la construcción de la refinería Dos Bocas, en Tabasco, el pasado 2 de junio se puso la primera piedra sin contar con permisos de construcción ni ambientales. El proyecto afronta críticas sobre la viabilidad y costo, que podría ser hasta el doble de los 160 mil millones de pesos considerados para producir 340 mil barriles diarios de petróleo.

El Tren Maya, de 1,500 kilómetros de longitud en el sureste mexicano, se pretende construir con una inversión de 150 mil millones de pesos. La licitación fue lanzada en abril, hay 70 empresas interesadas y una vez que se dé el fallo de los ganadores, en julio iniciarán los estudios ambientales. Los especialistas advierten que el proyecto podría causar una severa afectación social y al medio ambiente en las comunidades por donde pasará el transporte turístico. En materia de seguridad, la situación de violencia en el país no ha cambiado.

El Presidente sostuvo el compromiso establecido en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2014 de reducir en 50% la incidencia delictiva durante el sexenio. Sin embargo, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública, de julio de 2018 a mayo de 2019 prácticamente se ha mantenido la tendencia en homicidios dolosos con 81 casos promedio al día, así como dos feminicidios y tres secuestros. En abril pasado, AMLO reconoció que “llevará más tiempo de lo planeado en bajar los índices delictivos, porque no había estrategia de seguridad”.

En materia migratoria, el gobierno pasó de permitir el paso de caravanas después de que como Presidente electo, AMLO ofreciera en octubre visas de trabajo y empleo a los migrantes centroamericanos, a desplegar miles de elementos de la Guardia Nacional para detener a los migrantes indocumentados.

De octubre de 2018 a abril de este año, por territorio nacional cruzaron seis caravanas a las que, incluso, se les brindó asistencia. Sin embargo a inicios de junio, tras el convenio firmado con el gobierno de Estados Unidos, se desplegaron 15 mil agentes federales en la frontera norte y 6 mil 500 en la sur para contenerlos.

Ese despliegue ocurre después de que el gobierno de Estados Unidos informó que al mes de mayo habían sido detenidos 677 mil migrantes en la frontera con México, la mayoría centroamericanos, y de que el Presidente norteamericano, Donald Trump, amagó con imponer aranceles a las mercancías nacionales si no se redoblaban esfuerzos por frenar el flujo migratorio.

A pesar de las malas decisiones que ha tomado el gobierno, en Coparmex consideramos que aún hay oportunidades para que la economía recupere dinamismo.

Este es el momento de iniciar un programa emergente de reactivación de la inversión pública y privada, en el corto plazo, pero se requiere que el gobierno sea puntual respecto al Estado de Derecho, que brinde certeza jurídica y, desde luego, que genere confianza con sus dichos y con sus hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *