vie. Nov 15th, 2019

El Túnel Emisor Oriente está terminado y es una obra que refleja la grandeza de la ingeniería mexicana. A pesar de todas las complicaciones y cuestionamientos que ha implicado, se logró concluir una infraestructura única en el mundo, en la que se incorporaron innovaciones de ingeniería mexicana, destacó la Directora General de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Dra. Blanca Jiménez Cisneros.

 

Al participar en la XXVII Reunión Anual de Industriales de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), la titular de la Conagua hizo énfasis en que la conclusión del Túnel Emisor Oriente muestra que los mexicanos somos capaces de hacer grandes cosas al enfocar esfuerzos en un mismo sentido, privilegiando las coincidencias sobre las diferencias.

 

Destacó que para esta obra se desarrolló tecnología única e innovadora. Ejemplo de ello es la empleada en el revestimiento final, la cual fue creada por el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México.

 

Blanca Jiménez expuso que, actualmente, la Conagua da mantenimiento a 90 presas. En este proceso, puntualizó, la problemática ha sido la renuencia de las empresas a participar en proyectos pequeños o ubicados en sitios alejados y poco seguros. Es el caso de algunos de los más de 169 mil kilómetros de caminos rurales, los cuales también requieren mantenimiento.

 

Hizo un llamado a toda la población para que ayude a cuidar la infraestructura hidráulica, que es afectada por acciones de vandalismo en diferentes regiones del país, lo cual implica no sólo tener que destinar recursos para las reparaciones, sino sobre todo, riesgos para la población o para el abasto de agua.

 

Una muestra de ello, dijo, es lo ocurrido en la infraestructura de control del caudal del río Carrizal, conocida como El Macayo, ubicada en Tabasco, que ha sido vandalizada en tres ocasiones solo en lo que va de 2019. Para reparar los daños más recientes, puntualizó, se requerirá una inversión de tres millones de pesos, los cuales hubieran podido ser destinados a obras nuevas.

 

Finalmente, expuso la necesidad de que, durante la planeación de obras, se involucre más a las mujeres, que tienen aún poca presencia en este sector de la industria. Además, sugirió que en el desarrollo de proyectos se tome en cuenta el factor social, mismo que tiene que ser atendido a la par que se ataca la corrupción. Al hacerlo, concluyó, podremos tener mejores formas de consolidar proyectos en beneficio de la sociedad y del desarrollo de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *