19 de junio de 2024

Investigación científica clave para estrategias de prevención y combate del dengue: Salud Tabasco

La Unidad de Investigación Entomológica de Tabasco permite tener conocimiento del comportamiento del mosco Aedes aegypti, transmisor del dengue, zika y chikungunya

Con cinco años de funcionamiento la Unidad de Investigación Entomológica de la Secretaría de Salud, permite analizar a través de diversos estudios y análisis científicos, el comportamiento del mosco Aedes aegypti transmisor de enfermedades como el dengue, zika y chikungunya.

 

Durante un recorrido de supervisión realizado este lunes por la secretaria de Salud, Silvia Guillermina Roldán Fernández, el responsable de esta unidad, Luis Miguel Rodríguez Martínez, expuso que además periódicamente se realizan bioensayos para evaluar la resistencia y susceptibilidad de los insecticidas que se emplean en las acciones de nebulización y control larvario.

 

Mencionó que con corte al 30 de noviembre, la Unidad de Investigación Entomológica de Tabasco, ha recibido para su lectura un total 113 mil 022 pellones procedentes de las siete mil ovitrampas que tiene distribuidos la Secretaría de Salud en las 17 jurisdicciones sanitarias, las cuales permiten conocer las densidades de los mosquitos y si existe el riesgo de que se presenten brotes masivos.

 

De estos pellones dijo se han contabilizado un total de tres millones 348 mil 831 huevecillos; se han efectuado 91 pruebas de susceptibilidad de los insecticidas apoyados con botellas cdc, tres pruebas de eficacia biológica y residualidad así como nueve pruebas de penetración lineal.

 

Durante el recorrido donde estuvieron presentes el subsecretario de Salud Pública, Leopoldo Gastelum Fernández así como el director de Programas Preventivos, Jesús Pech Cuj, Rodríguez Martínez, señaló que la Unidad de Investigación Entomológica de Tabasco es una de las primeras del país que se encuentra certificada por el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), siendo una de sus principales fortalezas, la identificación taxonómica de las diferentes especies de moscos con un total de tres mil 941 análisis, así como 49 puls para la vigilancia entomovirológica.

 

“También nos dedicamos a identificar las especies de importancia médica que hay en el Estado así como su distribución, densidades y abundancia para poder hacer medidas preventivas en el momento más adecuado”, señaló.

 

Dijo que la unidad cuenta con tecnología de punta como son microscopios y equipo de biología molecular para conocer el comportamiento que tienen los mosquitos de circulan en la entidad, además de que continuamente están recorriendo cada uno de los municipios, para evaluar que las acciones de prevención y control que se estén llevando a cabo sean las correctas y en caso de que exista alguna falla poderla mejorar o corregir.

 

Actualmente, aseguró todos los insecticidas que son adquiridos por el Cenaprece y avalados por la Cofepris han sido analizados a través de las diversas pruebas de susceptibilidad para determinar si cumplen con la efectividad biológica a través de la cual fueron elaborados, por lo que no se ha detectado algún tipo de resistencia a los insecticidas empleados en las acciones de programa de vectores.

 

Luis Miguel Rodríguez Martínez, apuntó además que en estos últimos dos años con la colaboración de otros investigadores han efectuado dos publicaciones científicas:

 

“Actualización de la distribución del Aedes albopictus en Tabasco de 2015 a 2018” y la “Lista de mosquitos vectores de importancia médica en Tabasco 2016-2018”, esta última permitió identificar la presencia de 104 diferentes especies de mosquitos de las 234 que tiene identificados el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja una respuesta