lun. Feb 24th, 2020

Para contar con un padrón confiable y actualizado, el Instituto de Control Vehicular (ICV) informó esta mañana que los automóviles con placas vencidas, expedidas antes de 2011, serán dados de baja.

 

Además de las placas metálicas con diseños no vigentes, quedará sin valor legal cualquier otro medio de identificación vehicular, tal como tarjeta de circulación, holograma y calcomanía (stickers), complementarios de las mismas que no hayan actualizado su registro en los últimos 10 años, según el acuerdo publicado hoy en el Periódico Oficial del Estado.

 

“Todos aquellos registros de vehículos que no hubiesen actualizado y refrendado su inscripción en el padrón que administra el Instituto de Control Vehicular, de conformidad con lo dispuesto por los artículos Décimo Tercero y Décimo Séptimo Transitorios de la Ley que crea el Instituto de Control Vehicular del Estado de Nuevo León, a partir del día 18 de febrero de 2020, causarán baja de registro en el referido padrón administrado por este organismo”, se lee en el Acuerdo.

 

Rubén Zaragoza Buelna, Director General del ICV, señaló que la medida obedece a la necesidad de mantener un padrón vehicular que sea útil para las autoridades de Seguridad Pública, Seguridad Vial y Procuración de Justicia del Estado.

 

“Se trata de vehículos que acudieron ante el ICV por última vez hace más de 10 años, por lo que es muy probable que sus propietarios ya no correspondan con los registrados ante este Instituto”, dijo.

 

“De ahí la necesidad de darlos de baja y que, en caso de que aún se encuentren en el Estado, acudan a nuestras delegaciones para actualizar la información de sus registros”, mencionó.

 

Para la reinscripción de los vehículos dados de baja, las personas físicas y morales, propietarios de los mismos, deberán acudir al Instituto de Control Vehicular con la documentación que acredite la propiedad del vehículo y ponerse al corriente del pago de las contribuciones pendientes.

 

Zaragoza Buelna apuntó que, para el proceso de reinscripción, algunos de estos vehículos pudieran entrar en el Programa “Ponlo a Tu Nombre”, lo que permitiría que, si son modelo 2005 o anterior, puedan actualizarse con sólo $2,172 pesos de derechos estatales, incluyendo cambio de propietario, en caso de requerirlo.

 

La baja de registro del Padrón vehicular tendrá efectos ante las distintas autoridades públicas Federales, Estatales y Municipales de Seguridad Pública, de Procuración de Justicia y, de Vialidad y Tránsito en el Estado y el resto del País.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *