19 de junio de 2024

Refuerza gobierno de Baja California cerco epidemiológico en centros penitenciarios del estado

Ante el brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19) para prevenir y proteger a personas privadas de su libertad así como a visitantes

Foto: La Jornada BC

MEXICALI, B.C., a 5 de Marzo de 2020.- Para prevenir y proteger a las personas privadas de la libertad en los centros de readaptación social, al personal que ahí labora y a los familiares y visitantes, el Gobierno de Baja California reforzó el cerco epidemiológico en todos los en los centros penitenciarios de Baja California.

 

Por lo que, a partir de este jueves 05 de marzo de 2020, se llevarán a cabo revisiones exhaustivas para el ingreso a la visita familiar en los Centros de Reinserción Social y de Adolescentes, y se prohibirá el acceso a toda aquella persona que presente síntomas de resfriado o gripe como son: Fiebre, dificultad para respirar, malestar general, dolor de cabeza, estornudos y tos.

 

El Subsecretario del Sistema Estatal Penitenciario en Baja California, Cuauhtémoc Castilla Gracia, dijo que el objetivo es salvaguardar la salud de las personas, implementando medidas básicas de prevención y protección ante el brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19), acordes a las recomendaciones emitidas por la Secretaría de Salud.

 

“Es instrucción del Secretario General de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano y acorde a las recomendaciones emitidas por la Secretaría de Salud que se tomen este tipo de medidas por lo que les pedimos su cooperación y compresión a quienes visitan a sus familiares que se encuentran privados de la libertad en los centros penitenciarios del estado”, dijo Castilla Gracia.

 

El funcionario dijo que el personal del Sistema Penitenciario de Baja California ya tiene conocimiento de las medidas básicas que son: Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar y luego arrojarlo a la basura; limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se tocan frecuentemente, como pasamanos, teléfonos fijos etc; y lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente después de ir al baño, antes de comer, y después de sonarse la nariz, toser o estornudar.

Para prevenir y proteger a las personas privadas de la libertad en los centros de readaptación social, al personal que ahí labora y a los familiares y visitantes, el Gobierno de Baja California reforzó el cerco epidemiológico en todos los en los centros penitenciarios de Baja California.

 

Por lo que, a partir de este jueves 05 de marzo de 2020, se llevarán a cabo revisiones exhaustivas para el ingreso a la visita familiar en los Centros de Reinserción Social y de Adolescentes, y se prohibirá el acceso a toda aquella persona que presente síntomas de resfriado o gripe como son: Fiebre, dificultad para respirar, malestar general, dolor de cabeza, estornudos y tos.

 

El Subsecretario del Sistema Estatal Penitenciario en Baja California, Cuauhtémoc Castilla Gracia, dijo que el objetivo es salvaguardar la salud de las personas, implementando medidas básicas de prevención y protección ante el brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19), acordes a las recomendaciones emitidas por la Secretaría de Salud.

 

“Es instrucción del Secretario General de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano y acorde a las recomendaciones emitidas por la Secretaría de Salud que se tomen este tipo de medidas por lo que les pedimos su cooperación y compresión a quienes visitan a sus familiares que se encuentran privados de la libertad en los centros penitenciarios del estado”, dijo Castilla Gracia.

 

El funcionario dijo que el personal del Sistema Penitenciario de Baja California ya tiene conocimiento de las medidas básicas que son: Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar y luego arrojarlo a la basura; limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se tocan frecuentemente, como pasamanos, teléfonos fijos etc; y lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente después de ir al baño, antes de comer, y después de sonarse la nariz, toser o estornudar.

Deja una respuesta