El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fortalece las medidas de prevención entre personas que viven con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, cáncer, asma, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, VIH/SIDA, así como con mujeres embarazadas, con el objetivo de evitar infecciones graves por COVID-19 que compliquen su salud.

 

La Coordinadora de Programas Médicos en la División de Promoción a la Salud, Mariana del Rocío Hernández Velasco, explicó que el Seguro Social busca proteger a  este grupo de pacientes y a quienes tienen adicción al tabaco, para impedir el riesgo de contraer infecciones respiratorias, como es el caso de COVID-19.

 

Reiteró la importancia de que este grupo de pacientes y el resto de la población realicen frecuentemente las medidas de prevención que consisten en:

 

  • Lavar las manos con la técnica correcta, utilizando agua y jabón; o gel con base de alcohol en concentración al menos 70 por ciento.
  • Tosido y estornudo de etiqueta, cubrir la boca y nariz con la cara interna del codo doblado; o con un pañuelo de papel que debe desecharse de inmediato y lavarse las manos.
  • No escupir, si es necesario hacerlo, utilizar un pañuelo de papel y desecharlo inmediatamente, y enseguida lavarse las manos.
  • No tocar la cara, la nariz, la boca y los ojos con las manos sucias.
  • En cualquier persona que presente síntomas, no saludar de beso, ni de mano.
  • Evitar aglomeraciones y mantener una distancia mínima de un metro ante personas que tengan síntomas respiratorios.
  • Alimentación saludable, que incluya alimentos ricos en vitamina C y A.
  • Fomentar la limpieza y desinfectar superficies y objetos de uso común en casa, el trabajo, centros de reunión y sitios cerrados.

 

Destacó que por su estado de vulnerabilidad, debido a los cambios producidos en el sistema inmunológico, los pacientes deben seguir las recomendaciones del médico tratante; mantener las cifras de control de la enfermedad; en diabetes se sugiere que la cifra de glucosa capilar en ayunas esté entre 80 a 130 miligramos por decilitro;  y en hipertensión se aconseja que sea menor o igual a 130/80mmHg; además de llevar una alimentación saludable, realizar actividad física en forma regular y no fumar.

 

La doctora Hernández Velasco subrayó que las personas que viven con padecimientos crónicos deben acudir a las citas y realizar los estudios que se indiquen; evitar visitas innecesarias a las Unidades de Medicina Familiar u otros espacios públicos; y preferir el programa de receta resurtible, de acuerdo a la recomendación de su médico.

 

Resaltó que se debe acudir de inmediato a Urgencias, si se presentan síntomas graves como dificultad respiratoria; si hay descontrol glucémico o exacerbación de síntomas cardiovasculares o respiratorios.

 

En sospecha de COVID-19, la Coordinadora de Programas Médicos en la División de Promoción a la Salud señaló que lo principal es no automedicarse y acudir a su clínica si presentan síntomas como fiebre mayor de 38 grados, tos, disnea, dolor de cabeza, de garganta, muscular y de articulaciones.

 

En suma, al antecedente de viaje a países con trasmisión comunitaria de Coronavirus 14 días antes o contacto con un caso sospechoso o confirmado de enfermedad COVID-19,  ante esta situación se sugiere el uso de cubreboca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *