4 agosto 2020

Desde hace poco más de dos meses, el Autódromo Hermanos Rodriguez pasó de ser un recinto deportivo y de espectáculos a un Hospital de Expansión del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), instalación donde personal médico y de enfermería celebra con aplausos y considera como una victoria cada vida salvada.

 

A partir del 13 de mayo que se recibió a los primeros pacientes con COVID-19, se han registrado mil 200 ingresos hospitalarios de los mil 500 que se tenían proyectados en este recinto, indicó el doctor Javier Michael García Acosta, director de esta unidad médica temporal.

 

Refirió que se han dado de alta a casi 800 pacientes que superan la enfermedad que causa el virus SARS-CoV-2, a quienes se atiende, sean o no derechohabientes.

 

“Los sentimientos son muchos; detrás de una sola alta nosotros la vitoreamos, la saboreamos, la aplaudimos, porque es una salvada, una vida que le ganamos al COVID y reintegramos a esta persona a su vida laboral, familiar y social, a eso que está acostumbrado el ser humano”, enfatizó.

 

En el inicio de este gran esfuerzo, está la voluntad y actitud del personal de diferentes áreas y servicios, que acudieron al llamado solidario para atender a personas con síntomas leves de la enfermedad, en este Hospital de Expansión, señaló.

 

Doctor Javier Michael García Acosta, director de esta unidad médica temporal.

 

 

“Detrás de cada alta, está el gran personal de salud, tenemos médicos generales, residentes de medicina familiar, de urgencias, personal especialista, otorrinos, anestesiólogos, algunos internistas, enfermeras generales, auxiliares, jefas de piso, subjefas, trabajadoras sociales, TAOD, camilleros, toda la gama de un equipo multidisciplinario necesario para atender a estos pacientes”, subrayó.

 

El doctor García Acosta, con once años de trabajo en el Instituto, afirmó que esta experiencia ha sido gratificante en lo laboral y agradece la confianza depositada en él para ser el responsable del buen funcionamiento de la unidad médica instalada en el Autódromo.

 

Destacó que desde el día uno que se llegó a armar la parte administrativa, infraestructura y operación de un hospital como tal, de esta magnitud, le comentó a su equipo de trabajo que esta unidad iba a ser operada por héroes.

 

“Hace 10 años atendimos la influenza y ahora al COVID, son pandemias que se comportan muy diferente; la actual es muy duradera. Mis compañeros y un servidor somos parte de la historia, estamos sumando un granito de arena para que esta historia sea favorable a nosotros, no a la epidemia”, enfatizó.

 

Al ser hijo de una enfermera jubilada del IMSS, dijo, “me llenaba de orgullo saber que mi madre trabajaba aquí y me incliné a ser médico. A la fecha, a todo mundo le digo que el Instituto te permite llegar hasta donde tú sueñes, hasta donde tú creas, es un orgullo. Por eso cuando me invitaron dije sí inmediatamente, porque esto no se va a repetir, es algo que yo puedo apoyar e intento aportar ese granito de arena”.

 

El doctor Javier Michel García Acosta mandó un mensaje de apoyo para todos sus compañeros médicos que hacen frente al COVID-19: que no decaiga la lucha, que seguimos en pie, somos una gran familia IMSS y esto lo vamos a lograr juntos, subrayó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *