29 septiembre 2020

El diagnóstico temprano del Mieloma Múltiple permite que el tratamiento dirigido aumente la sobrevida del paciente que actualmente se ubica en un promedio de 10 años, afirmó el doctor Jorge Vela Ojeda, Jefe del servicio de Hematología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional, La Raza, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

 

“Hace poco más de 10 años, un paciente diagnosticado en cualquier parte del mundo, solamente vivía de 2 a 3 años. Hoy en día, gracias al trasplante de las células hematopoyéticas y a medicamentos innovadores que a diferencia de la quimioterapia no dañan a las células normales, el promedio de  vida de los enfermos es de 6 a 10 años”, enfatizó.

 

Explicó que en el marco del Día Mundial del Mieloma Múltiple se busca sensibilizar sobre la prevalencia del padecimiento que afecta a hombres y mujeres por igual y la importancia de su detección oportuna, que incluso permite que entre el 20 y 30 por ciento de los pacientes puedan alcanzar más de 10 años de sobrevida.

 

Destacó que para detectar la enfermedad con mayor oportunidad se deben conocer los síntomas característicos que incluyen, entre otros, el dolor de huesos -que podría confundirse con artritis u osteoporosis-, por lo que llamó a que las personas de entre 59 y 60 años de edad estén pendientes para identificar este síntoma y otras manifestaciones como cansancio, fatiga, debilidad, falta de hambre, datos de anemia e insuficiencia renal.

 

Añadió también que este cáncer puede hacer disfuncionales los riñones, y afectar los huesos al grado de que se presenten fracturas sin una causa aparente y dañar las vértebras.

 

Indicó que el diagnóstico, aunque es difícil, se inicia con la sospecha a partir  del cuadro clínico en el grupo de los adultos -principalmente mayores de 60 años; por lo que es muy importante que médicos familiares y médicos internistas identifiquen los datos característicos.

 

Puntualizó que una vez que se detecta un posible caso, en el servicio de hematología se realizan análisis de sangre, de orina, radiológicos y aspirado de médula ósea, para determinar la presencia de células malignas que se multiplican de manera anormal y confirmar el diagnóstico.

 

Cuando el paciente es referido al tercer nivel de atención, el tratamiento es multidisciplinario, el hematólogo coordina al grupo de especialistas compuesto por médico internista, nefrólogo, neurocirujano, neurólogo y médicos ortopedistas e incluye diversas terapias encaminadas a la atención integral de esta enfermedad, explicó.

 

“Toda persona, aún sin síntomas, debe hacerse su chequeo médico que incluye una revisión de la sangre y ahí nosotros podemos detectar en forma temprana alguna sospecha de Mieloma Múltiple, sobre todo cuando aumentan unas proteínas llamadas globulinas que se detecta en la química sanguínea y luego también la presencia de los síntomas y el daño a los huesos”, apuntó.

 

Vela Ojeda recordó que éste es un cáncer de la sangre que daña el sistema inmunológico que se genera en las células plasmáticas y hace que se reproduzcan de forma anormal y en cantidad excesiva.

 

“Es un cáncer que deriva de los glóbulos blancos, llamados linfocitos B y células plasmáticas que normalmente son células que nos ayudan a producir anticuerpos contra cualquier infección, esas células plasmáticas, el cáncer de ellas, es lo que se conoce como Mieloma Múltiple”, precisó.

 

El especialista del IMSS dijo que esta neoplasia es muy importante, pues es el segundo cáncer de la sangre con mayor frecuencia y afecta a personas mayores de 60 años.

 

“En todo el mundo el promedio de edad de los pacientes con Mieloma Múltiple es de 65 a 70 años, pero en México ya hemos estudiado muy ampliamente este fenómeno y el promedio de edad es de 59 a 60 años, es decir, en México estamos diagnosticando la enfermedad en personas más jóvenes”, indicó.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *