19 octubre 2020

INPI plantea mesa de diálogo a grupo otomí, para conocer y atender sus demandas.

El Gobierno de México, a través del INPI, reafirma su compromiso de mantener el diálogo como principal instrumento para la resolución de conflictos y para dar atención a las legítimas aspiraciones de los pueblos indígenas.

CIUDAD DE MÉXICO, 14OCTUBRE2020.- Hombres y mujeres que integran la Comunidad Indígena Otomí, residentes en la Ciudad de México, y otros tantos provenientes de Santiago Mexquititán, Amealco, Querétaro, mantienen tomadas las instalaciones del INPI desde el pasado 12 de Octubre. Los inconformes aseguran que las autoridades han instrumentado el slencio en respuesta a sus demandas y peticiones para resolver las problemáticas que viven tanto al interior de sus comunidades de origen como en la capital del país. FOTO: PEDRO ANZA /CUARTOSCURO.COM

Ciudad de México, México, a 15 de octubre del 2020.

El 12 de octubre de 2020, un grupo de personas pertenecientes al pueblo indígena otomí, en su mayoría residentes en la Ciudad de México, tomó las instalaciones del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

 

El INPI, la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México y, como institución mediadora, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, han acudido a establecer comunicación con las personas manifestantes, a fin de conocer sus necesidades y peticiones y avanzar en la atención de las mismas.

 

Ese miércoles 14 de octubre se planteó una mesa de trabajo al grupo en cuestión, a fin de brindarle información acerca de los avances en la atención de la problemática planteada respecto al derecho a la vivienda; además de ofrecerles una reunión personal con el titular del Instituto, Adelfo Regino Montes, para ser atendidos.

 

Las autoridades federales y de la Ciudad de México reiteran que permanecerá abierta esta mesa de trabajo, para informar acerca de los avances y rutas de atención específicas a cada uno de los planteamientos.

 

El INPI reconoce la difícil situación a la que se enfrentan los indígenas migrantes en la capital del país y se compromete a buscar alternativas de solución para que tengan acceso a una vida en condiciones de justicia y dignidad, tal como lo mandata nuestra Constitución y las leyes internacionales en la matera.

 

El Gobierno de México, a través del INPI, reafirma su compromiso de mantener el diálogo como principal instrumento para la resolución de conflictos y para dar atención a las legítimas aspiraciones de los pueblos indígenas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *