1 de diciembre de 2020

Desde la frontera de Ojinaga, donde confluyen los ríos Conchos y Bravo, el gobernador Javier Corral Jurado envió un mensaje a la Presidencia de la República, a la que señaló que es falso todo lo que se ha dicho en el tema del agua, porque “Chihuahua cumplió y cumplió con creces” en el pago del Tratado.

 

En un acto de reivindicación que congregó a productores de los distritos de riego de toda la Cuenca del Conchos, autoridades municipales y legisladores, el mandatario estatal lamentó una vez más que se esté desandando el camino del federalismo y de la democracia y se estén volviendo a poner en jaque libertades políticas y sociales, conquistadas con enormes luchas.

 

En el acto, previamente el secretario de Desarrollo Rural, René Almeida, mostró las gráficas basadas en información de la propia Comisión Nacional del Agua (Conagua), con las que se demuestra que la entidad aportará finalmente 42.7% a través del Río Conchos la cuota a Estados Unidos, es decir, 922 millones de metros cúbicos (Mm3).

 

De acuerdo a esos datos, en el ciclo 35, el Conchos aportó 2 mil 020.3 Mm3 al Río Bravo.

 

Almeida informó que según Conagua, las 10 presas ubicadas en el estado de Chihuahua están al 31.74% en su promedio de capacidad y comparativamente, en 2019 estaban al 71% para estas fechas.

 

Al respecto, el gobernador destacó la importancia de este acto para dar respuesta a la campaña de desinformación, de calumnias y mentiras, que desde la Presidencia de la República y a través de varios funcionarios del Gobierno Federal, se ha desatado en contra de Chihuahua, de sus productores y del Gobierno del estado.

 

Javier Corral reiteró que de materializarse la postura de seguir sacando agua de las presas del estado después del 24 de octubre, a pesar de haber cumplido con el Tratado, será visto como un acto de provocación, una verdadera represalia.

 

Por ello, aseguró que es inadmisible mantener esta narrativa descalificatoria sobre los productores y sobre los chihuahuenses.

 

Por eso, añadió, pedimos que depongan esa actitud de cerrazón y descalificación porque hemos hecho ya mucho esfuerzo y sacrificio.

 

Expresó que el presidente no aceptó nunca sentarse a dialogar con los productores y con las propias autoridades estatales para alcanzar la solución consensuada al conflicto, al contrario lo decidió militarizar primero con el Ejército y luego con la Guardia Nacional.

 

Corral Jurado lamentó el proceso de regresión de carácter autoritario que se está restaurando, un modelo autoritario centralista, de concentración de poder, de facultades y de recursos, porque “aunado a todo esto, ahora vienen los recortes presupuestales, la desaparición de los fideicomisos, la iluminación de fondo fundamentales para el campo”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *