4 de diciembre de 2020

El Instituto de Protección Civil del Estado de Tabasco (IPCET), informó que lluvias intensas a torrenciales continuarán en el territorio tabasqueño, debido a que aún sigue la incidencia una masa de aire frío que impulsa al Frente Frío Número 11 y que interactúa con la depresión tropical “Eta”.

 

De acuerdo al pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), organismo dependiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), para este jueves y viernes se esperan precipitaciones de hasta 150 milímetros en las regiones de Pantanos, Ríos, Sierra y Centro y lluvias menores de hasta 75 milímetros en la región de La Chontalpa.

 

En la zona costera, precisó, están previstas rachas de 60 a 70 kilómetros por hora, así como oleaje de entre dos y cuatro metros de altura.

 

Debido al reblandecimiento del suelo generado por las lluvias, advirtió Protección Civil, existe el riesgo de deslaves, así como de desbordamiento de ríos y arroyos e inundaciones en zonas bajas, por lo que se exhorta a la población y a la navegación marítima a atender los avisos precautorios y seguir las indicaciones de las autoridades estatales y municipales.

 

El organismo advirtió del pronóstico de vientos del Norte de 30 a 50 kilómetros por hora y temperaturas máximas entre los 28 y 30 grados y mínimas de los 21 a 23 grados.

 

La mejoría del tiempo, expuso, se espera a partir del sábado, con una disminución gradual en el potencial de precipitación.

 

Jorge Mier y Terán, titular del IPCET, dijo que se espera que estas precipitaciones ocurran de forma intermitente durante el día y de forma persistente por la noche, con posibles desarrollos de tormentas vespertinas y nocturnas con actividad eléctrica regular a alta.

 

Continúa desalojo de agua con bombas y dragas

 

A nombre del Gobierno del Estado, agradeció el apoyo de la Federación y de algunas entidades del país que facilitaron bombas para realizar los trabajos de desalojo de agua de la ciudad de Villahermosa y otros municipios donde se reportan anegaciones.

 

“Por ejemplo, en Manuel Vuelta y Rayón allá en Teapa, ya está en camino una bomba de gran capacidad y seguramente en el transcurso del día o a más tardar mañana ya no deben de tener agua en esa zona. Vamos a colocar mucho más bombas en las colonias Miguel Hidalgo, Casa Blanca y Gaviotas, con lo que se va a reforzar la labor y esto ya nos va a empezar ayudar a ir aliviando un poco más rápido la situación”, detalló.

 

Indicó que estas acciones emergentes instruidas por el gobernador Adán Augusto López Hernández, para liberar de inundaciones pluviales, se reforzarán con la instalación de dragas de succión en punto críticos.

 

Mier y Terán señaló que de acuerdo el informe de Conagua, la presa Peñitas disminuyó su turbinación de 950 a 550 metros cúbicos por segundo, lo que favorecerá la disminución del riesgo de afectaciones en Nacajuca, Jalpa de Méndez y Cunduacán.

 

Enfatizó que los ríos Oxolotán, Sierra, Pichucalco, Grijalva, Tulijá, Puxcatán y San Pedro, se encuentran en su nivel máximo ordinario, por lo que con las lluvias el riesgo de desbordamiento está latente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *