3 de diciembre de 2020

El estado de Chihuahua enfrentará en 2021, el mayor golpe que ha recibido del Gobierno de la República y la Cámara de Diputados en la peor época, cuando se tiene una crisis de salud y económica a causa de la pandemia de COVID-19, dijo el gobernador Javier Corral.

 

 

En la entrevista semanal En Línea Directa que se transmite por el Canal 28 de televisión, el mandatario indicó que la entidad tendrá un recorte federal de 4 mil 800 millones de pesos en materia de aportaciones, participaciones, recursos convenidos y del Ramo 23, además de los que hay en las distintas secretarías y programas.

 

“Desde 2008 no teníamos un presupuesto tan bajo a nivel federal y un impacto con una afectación tan fuerte a las participaciones y aportaciones de distintos rubros”, expresó.

Javier Corral explicó que a nivel nacional la afectación a todas las entidades será de más de 180 mil millones de pesos (mdp) y que solo en Chihuahua, en materia de participaciones, en aportaciones de recursos por convenio y del Ramo 23, hay una afectación de más de 2 mil 500 mdp en términos nominales, que en términos reales, si se aplica la inflación, el impacto es de casi 4,800 mdp.

 

Dijo que el recorte federal se combina con la disminución en ingresos propios que el Estado tuvo este año a causa de la pandemia y la reorientación de recursos que se hizo para atenderla.

 

Lamentó que en este Proyecto de Presupuesto de Egresos, los seis diputados chihuahuenses de Morena, hayan dado la espalda a los pueblos y comunidades de Chihuahua y a la nación, “porque prefirieron congraciarse con el Presidente, con su partido, antes que ver por los intereses de los estados”.

 

Destacó que los legisladores decidieron privilegiar los proyectos de infraestructura del Presidente, así como los programas sociales que se mantienen con el objetivo de crear una base de apoyo popular el año que entra, que es eminentemente electoral y por lo que además acabaron con los fideicomisos y el fondo de gastos catastróficos.

 

“Es una concentración de poder, de dinero, la que se genera en el actual gobierno, y de discrecionalidad, porque todo eso va a la discrecionalidad del Ejecutivo; es una regresión la que vivimos”, denunció.

 

El titular del Ejecutivo estatal, consideró que ante la situación actual, el Gobierno Federal debió posponer esos proyectos prioritarios del Presidente o alargar su realización a través de su administración, para bajarle el nivel de inversión y compensar la pérdida en los estados, que también tienen necesidades tras enfrentar la crisis sanitaria y económica.

 

“Vivimos una etapa de regresión a un modelo unipersonal de gobernar, donde además no se está acertando a resolver los grandes problemas del país, como la desigualdad, la inseguridad y la falta de crecimiento económico”, apuntó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *