5 de diciembre de 2020

El Instituto de Protección Civil del Estado de Tabasco (IPCET) informó que para este jueves se espera un potencial de lluvias fuertes de 25.1 a 50 milímetros, a muy fuertes aisladas de 50.1 a 75 milímetros en las subregiones Chontalpa y Sierra.

 

Reportó que la masa de aire asociada con el frente frío número 13 sigue interactuando con un canal de baja presión en el Golfo de México, por lo que además se estiman registros de lluvias superiores de 75.1 a 150 milímetros en Cárdenas o Huimanguillo en los límites con Veracruz.

 

“Estas lluvias podrán ocurrir principalmente durante el día, disminuyendo gradualmente por la noche”, previó.

 

El organismo apuntó que estas condiciones podrían ocasionar oleajes de 2 a 3 metros y vientos del norte y noreste de 45 a 60 kilómetros por hora en la zona costera, además de rachas de 20 a 50 kilómetros por hora tierra adentro, con los máximos también en los límites con Veracruz.

 

Protección Civil indicó que la mayoría de los ríos que cruzan territorio tabasqueño mantiene una tendencia a estabilizarse, pero instó a la población y autoridades a no bajar la guardia y estar preparados ante cualquier eventualidad.

 

Dio a conocer que 6 de los 13 ríos bajo monitoreo aún permanecen en estado de alerta debido a que presentan ligeros niveles por arriba de su Nivel de Aguas Máximo Ordinario (NAMO), mientras que otros 2 se encuentran en semáforo preventivo.

 

Entre los ríos en semáforo rojo se sitúan los dos más caudalosos del país, el Grijalva, cuyo cauce atraviesa la capital tabasqueña y desemboca por Frontera, y el Usumacinta, el cual cruza toda la subregión de Los Ríos, conformada por Balancán, Emiliano Zapata, Jonuta y Tenosique, y también escurre hacia el Golfo por el municipio de Centla.

 

El IPCET afirmó que ambos mantuvieron tendencias a la baja durante las últimas horas; sin embargo, explicó, el Grijalva se ubicó esta mañana 1 metro arriba del NAMO en su estación Gaviotas, y 42 centímetros arriba en su estación Porvenir, mientras que el Usumacinta se encuentra a 62 centímetros de recuperar su capacidad de regulación.

 

Los cuatro afluentes restantes en etapa de alerta son el Teapa, el Pichucalco, el Puxcatán y el San Pedro, en tanto que el De la Sierra y el Tulijá tienen ligera capacidad de regulación, por lo que fueron ubicado en semáforo preventivo, añadió.

 

Los ríos Samaria y Carrizal, que fluyen por la planicie tabasqueña, también siguen conservando su capacidad de regulación, al situarse 1.48 metros y 2.94 metros por debajo de su NAMO, concluyó Protección Civil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *