5 de agosto de 2021

Este martes 1º de diciembre el alcalde de Azcapotzalco, Vidal Llerenas, y el presidente de la Junta de Asistencia Privada en la Ciudad de México (JAPCDMX), Fernando Balzaretti, firmaron un convenio de colaboración para complementar y potenciar la labor de asistencia social de las Instituciones de Asistencia Privada (IAP) establecidas en la demarcación.

 

Como parte de este esquema de colaboración, el Presidente del Patronato de la Asociación para Evitar la Ceguera, IAP (APEC), Lic. Alfonso Pérez Lizaúr y que dirige la doctora Valeria Sánchez, anunciaron la construcción de la Unidad Periférica “Hospital de la Ceguera Azcapotzalco” en la esquina de Avenida Azcapotzalco y Manuel Acuña, para la atención a población en condiciones de vulnerabilidad y de los vecinos de la zona norte de la Ciudad de México, el cual  tendrá una capacidad para realizar 1200 consultas al mes y hasta 75 cirugías.

 

Gracias a la construcción de este hospital de alta especialización, que entrará en funciones en los primeros meses del 2021, los habitantes de bajos recursos de la zona norte de la Capital accederán mediante cuotas muy bajas de recuperación, a los servicios de oftalmopediatría, retina pediátrica, nueroftalimo, glaucoma y reumatología para el tratamiento de visión baja, retina, córnea, oculoplástica, estrabismo y uveítes, entre otros.

 

Una de las acciones inmediatas de este Convenio de colaboración, es el diagnóstico oftalmológico   de los 90 residentes de la Estancia para Personas Mayores Teodoro Gildred, de la Fundación Bringas Haghenbeck, IAP, ubicada en Azcapotzalco, por tratarse de población altamente vulnerable.

 

Además, se impulsará una campaña conjunta de operación de cataratas, a bajo costo, 8 mil pesos, frente a 40 mil pesos que cuesta en un hospital privado, utilizando en ambos casos, material de primera calidad. La canalización a este programa se realizará a través del Medibús de la Alcaldía, unidad médica móvil que realiza mastografías, en las colonias de población en condiciones de alta vulnerabilidad, de la demarcación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *