23 de mayo de 2024

Exhorta Clara Brugada a la población a acatar medidas derivadas del semáforo rojo

La Alcaldía, conforme a sus atribuciones y facultades, vigilará que la suspensión de actividades no esenciales se cumpla durante los 23 días que durará el semáforo rojo

Clara Brugada

La alcaldesa Clara Brugada Molina exhortó a toda la población de Iztapalapa a acatar las medidas dispuestas por el Gobierno de la Ciudad de México ante la implementación del semáforo epidemiológico rojo a partir de este sábado 19 de diciembre y hasta el 10 de enero en el Valle de México. “Todos tenemos la obligación de participar en la contención de la pandemia y reducir la velocidad de contagios, hospitalizaciones y decesos”.

 

La Alcaldía Iztapalapa estará pendiente, en el marco de sus atribuciones y facultades, de vigilar el cumplimiento de la suspensión de actividades no esenciales a partir de este sábado y coadyuvar con las dependencias del Gobierno capitalino para hacer cumplir las disposiciones derivadas del semáforo rojo, cuyo objetivo es preservar la salud de los habitantes de Iztapalapa, de la capital del país y del Estado de México.

 

Clara Brugada expresó su reconocimiento a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, al subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, y al gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, por la decisión de decretar el semáforo rojo, ante la gran concentración de habitantes y movilidad que se registra en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), donde hay cerca de 23 millones de personas.

 

Brugada Molina refrendó también el llamado a que en esta temporada de Navidad y Año Nuevo se eviten todas las posadas, fiestas y reuniones, por más reducida que sea la cantidad de asistentes, pues se ha comprobado científicamente que en esos encuentros se rompe la sana distancia, se efectúan en lugares reducidos, sin ventilación natural suficiente y por tiempo prolongado, lo que reduce la capacidad protectora de los cubrebocas y pone en peligro a todos los que acuden a ellas.

 

Advirtió que en esta ocasión se debe privilegiar la salud y que la convivencia en esta temporada sea sólo con la familia nuclear, es decir, los que viven en la misma casa y con las medidas preventivas necesarias, pues “si invitamos a todos los familiares, como estamos acostumbrados, todos, los anfitriones y los visitantes, nos ponemos riesgo”.

 

Destacó que ante el cierre de actividades no esenciales, la población debe procurar quedarse en casa el mayor tiempo posible y si es necesario  salir a trabajar o realizar alguna otra actividad indispensable, portar y usar adecuadamente el cubrebocas, que tape completamente nariz y boca, así como usar careta para viajar en transporte público o al acudir a centros de abasto.

 

Finalmente, subrayó que el repunte de la pandemia obliga a una participación conjunta entre gobierno y ciudadanía para detener los contagios y avanzar hacia la vacunación y posteriormente a retomar, en la medida de lo posible, las actividades económicas, sociales, educativas y recreativas.

Deja una respuesta