24 de enero de 2021

El cuerpo es sabio y produce de manera natural todo lo que necesita para estar bien. La L- arginina es un aminoácido semi-esencial que el organismo sintetiza cuando somos adultos; sin embargo, su producción natural no cubre las necesidades del día a día.

Después de los 25 años es importante vitaminar correctamente al cuerpo, por lo que este aminoácido puede complementarse a través de sumplementos o bien, con productos que la contengan. Y es que sus beneficios son tan amplios, que te puede ayudar desde recuperarte de una gripa hasta fortalecer tu pelo.

¿Cómo fortalece nuestro sistema inmune?

Aún no sabemos cuándo podremos volver a la normalidad; sin embargo, debemos mantener nuestro sistema inmune fortalecido y la L -arginina tiene un efecto importante en el sistema, ya que aumenta la actividad de los linfocitos T, los cuales ayudan a que el cuerpo tenga una mayor capacidad de supervivencia y desarrolle una mejor acción frente a los tumores. Además, es utilizada para tratar enfermedades como los problemas cardiovasculares, arteriales o renales.

¿Cómo fortalece nuestro cabello?

Este aminoácido es muy apreciado por el mundo cosmético, ya que tiene un papel elemental especialmente en temas de cabello. La L-Arginina mejora la circulación hacia las raíces del cabello, reduce de manera considerable el rompimiento del cabello provocado por la falta de hidratación, mejora la cutícula capilar que se ve afectada por el uso de productos como tintes, decoloraciones y permanentes y eso no es todo, la L- arginina es un precursor del óxido nítrico, este componente abre los canales de potasio de las células, esto puede mejorar la circulación hacia las raíces del cabello, estimulando su crecimiento y previniendo alopecia causada por estrés. Existen líneas como Chili&Chili que la contienen en su fórmula y desarrollaron una línea control caída ideal para quienes buscan tener un cabello sano, hidratado y resistente.

¿Cómo beneficia a nuestra piel?

La arginina tiene propiedades antienvejecimiento, acelera el proceso de cicatrización y repara nuestra piel, especialmente tras exponerse a los agentes externos del medio ambiente como el sol.

Teniendo esto en cuenta recuerda que es importante que te suplementes y que le des a tu cabello productos que contengan este aminoácido. Además, puedes encontrarlo de manera natural en nueces, cacahuetes, almendras, ajonjolí, calabaza, girasol y en los huevos. Pero si te gusta lo dulce, el chocolate también lo contiene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *