22 de abril de 2021
Agua

Agua

De manera extraordinaria, el contexto sanitario y político de México y del mundo ha demostrado que el tema del agua es primordial para el desarrollo de todos los sectores (social, político y económico), cuya conciliación de intereses en torno al recurso hídrico es el gran reto a afrontar.

 

Así lo señaló Blanca Jiménez Cisneros, directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), al participar en el Lanzamiento Regional del Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2021, convocado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

 

En su ponencia, afirmó que la conmemoración, durante esta semana, del Día Mundial del Agua permite posicionar de mejor manera el tema de los recursos hídricos, en especial en las agendas locales.

 

Subrayó que la labor de UNESCO, específicamente en este año en el que el tema de la celebración mundial fue la valoración del agua, ha contribuido a fortalecer la agenda del agua a nivel local, tanto con políticos como sociedad en general y otros actores.

 

Consideró que el informe presentado muestra el tema del agua bajo la visión integral de la UNESCO, lo cual lo aleja un poco de la visión de la agenda política.

 

Blanca Jiménez presentó tres reflexiones puntuales

 

Primera: ante la pandemia de COVID-19, el agua tomó mucha mayor relevancia, debido a que, mientras reduce en 25% las enfermedades, el gran reto es llevarla a toda la población, sobre todo a las zonas de difícil acceso.

 

Segunda: mientras en la pandemia la mayoría de las actividades económicas tuvieron una contracción, la agricultura creció en 4%, debido a la presencia del agua en el riego. Para ello, indicó, Conagua se ha mantenido trabajando las 24 horas del día, los 7 días de la semana, con el fin de asegurar el abasto a las ciudades, con énfasis en los hospitales COVID.

 

Tercero: como lo subraya UNESCO, lo más complicado en el tema del agua es conciliar los intereses de todos los actores sociales para reunir los recursos financieros necesarios para la gestión integral del recurso y mejorar su manejo. Ante ello, subrayó, es necesario imprimirle seriedad y el valor real, sin convertirlo en una bandera temporal con intereses específicos, como son los políticos.

 

Finamente, consideró que el tema de la valoración del agua llevará a una discusión que a mediano plazo podría consolidarse en cambios fundamentales que beneficien tanto a la conservación del recurso como a la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *