12 de abril de 2021

Después de que el pasado viernes 2 de abril se hiciera viral una denuncia publicada en redes sociales en la que una joven refiere que en la sede de vacunación IPN Zacatenco una enfermera utilizó una jeringa vacía para fingir la aplicación de la vacuna contra COVID, el Instituto Mexicano del Seguro Social, a través de una tarjeta informativa informó se trata de un «caso aislado».

El IMSS resaltó que la persona que cometió este «error» no pertenece al instituto, siendo una voluntaria de las brigadas de vacunación.

Además, señaló que en este caso el protocolo «fue modificado entre otros factores, por los constantes cuestionamientos que el acompañante del adulto mayor hacía a la voluntaria del IPN y que fue videograbado».

Por ultimo, informó que el Instituto colaborará con las instancias correspondientes en caso de que la institución responsable del reclutamiento de la voluntaria decida realizar una investigación sobre estos hechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *