19 de octubre de 2021

Conagua y el gobierno de Durango sostienen reunión de trabajo en campo con integrantes del módulo de riego III, Jerusalem-San Jacinto

El titular de Conagua propuso enviar un equipo especializado de topógrafos para que realicen nuevos estudios que garanticen la viabilidad de la presa derivadora.

En cumplimiento a un acuerdo derivado de la reunión que sostuvieron la semana pasada con integrantes del módulo de riego III, Jerusalem-San Jacinto, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el gobierno del estado de Durango participaron hoy en una nueva reunión de trabajo en el punto donde se prevé construir una presa derivadora como parte del proyecto Agua Saludable para La Laguna, en el municipio de Santa Anita.

 

En el encuentro, el titular de la Conagua, Germán Arturo Martínez Santoyo, y el gobernador José Rosas Aispuro Torres escucharon las preocupaciones y demandas de los dirigentes del módulo de riego, así como de representantes de la comunidad que participaron en este encuentro, que forma parte de las acciones para socializar el proyecto, sus alcances y beneficios para más de 1.6 millones de habitantes de la Comarca Lagunera.

 

El titular de la Conagua reiteró la disposición al diálogo de esta institución y expresó que el proyecto -cuyo eje principal es garantizar agua en cantidad suficiente y libre de arsénico-  está plenamente sustentado en estudios técnicos y científicos, que justifican cada una de las obras consideradas, incluida la presa derivadora.

 

Adicionalmente, presentó una serie de propuestas a los asistentes con el objetivo de brindarles la certeza de que no se verán afectados sus dotaciones de agua, pero explicó que toda acción se debe apegar por completo a lineamientos técnicos y a lo que establece el marco legal vigente.

 

Con la finalidad de que los habitantes de la región tengan la certeza de que la derivadora cumpla con todas las medidas de seguridad que se requieren, Martínez Santoyo hizo la propuesta de que Conagua envíe a la región a un grupo de especialistas que, de manera conjunta con los pobladores locales, hagan nuevamente estudios topográficos que garanticen la viabilidad de la obra.

 

Indicó también que se aplicará un proyecto de tecnificación que permita ahorrar agua, en beneficio de los productores locales.

 

Por su parte, el gobernador dijo que continuarán las pláticas con el sector social a fin de que se sumen a este proyecto, que es vital para toda la región.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *