8 de diciembre de 2021

En operativo de inspección, Conagua clausura pozos irregulares en León, Guanajuato

La Dirección Local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Guanajuato clausuró pozos que operaban de manera irregular en el municipio de León; no acreditaron la autorización para la extracción y el aprovechamiento del agua, carecen de medidores volumétricos y destinan el recurso a un uso distinto al autorizado. Ello, en cumplimiento de las atribuciones establecidas en la Ley de Aguas Nacionales y su Reglamento.

 

Durante el operativo que la Dirección Local realizó con el apoyo de la Gerencia de Inspección y Medición de oficinas centrales de Conagua, se clausuraron temporalmente 19 aprovechamientos en los que se cometían irregularidades.

 

El director local de la Conagua, Vicente Zepeda López, señaló que la clausura temporal de los pozos es una medida administrativa que contribuye a salvaguardar la integridad del acuífero de la Zona Metropolitana de la Ciudad de León. Lo anterior, ante la situación de escasez que prevalece en la cuenca y la grave sobreexplotación de los acuíferos de los que se abastece el municipio.

 

Zepeda López detalló que la verificación de los pozos se realiza con la intención de clausurar aquellos aprovechamientos que no tienen título de concesión, autorización o registro por parte de la Conagua. Con ello, se contribuye a disminuir la explotación de los acuíferos y favorecer la recuperación de volúmenes en beneficio de usuarios que, estando en regla, sufren escasez por el abatimiento de los mantos freáticos, agravado por aprovechamientos ilegales o irregulares.

 

Adicionalmente, el titular de Conagua en Guanajuato precisó que se iniciaron procedimientos administrativos sancionatorios, salvaguardando la garantía de audiencia de los particulares, lo cual podría derivar en multas que van de mil novecientos cincuenta a veintiséis mil Unidades de Medida y Actualización y/o la clausura definitiva de los pozos.

 

Por otra parte, señaló que seis de los pozos clausurados eran manejados por los llamados “piperos”, quienes se dedican al llenado de carros tanque para la distribución y venta de agua.

 

En el operativo de clausura, indicó, participaron ocho inspectores de la Conagua, quienes se identificaron y mostraron las órdenes de visita documentadas y autorizadas, a los ocupantes de los predios. Los funcionarios estuvieron acompañados por elementos de la policía municipal, amparados en la Ley de Aguas Nacionales, que permite solicitar el auxilio de la fuerza pública.

 

Finalmente, el director local de Conagua puntualizó que estos actos de autoridad continuarán, por lo que exhortó a los usuarios de aguas nacionales a tener sus documentos en regla e instalar medidores en sus aprovechamientos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *