18 de enero de 2022

Integran FGR y UIF carpetas de investigación contra alcaldesa de Cancún y familiares por posible lavado de dinero

Debido a que en los últimos cinco años se incrementó su riqueza de manera desproporcionada, la familia de la presidenta municipal de Benito Juárez (Cancún), Quintana Roo, María Hermelinda Lezama Espinosa está siendo investigada por Fiscalía General de la República (FGR) y  la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

 

Actualmente, hay tres carpetas de investigación por su probable responsabilidad en operaciones con recursos de procedencia ilícita, delincuencia organizada y abuso de autoridad según los números FED/SEIDO/UEIORPIFAM-QR/0000372/2020, FED/FECC/FECC-QR/634/2020 y FED/FECC/FECC-QR/538/2020.

 

Las querellas se presentaron por Flor Tapia Pastrana, presidenta de la asociación Opus Magnum, ante la probable comisión del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

 

La activista contra la corrupción presentó además documentación oficial, como registros de transferencias bancarias, copias de escrituras públicas y declaraciones patrimoniales.

 

Después de la pandemia, las investigaciones se centraron en el análisis de los movimientos de la empresa denominada “Desarrolladora Cumpal”,  de la cual su esposo, Omar Terrazas García, sus hijos Daniel y Omar, así como su hermano Miguel Ángel Lezama Espinosa, son socios y que en poco tiempo sumó una serie de propiedades, automóviles y terrenos que rebasan los 40 millones de pesos.

 

 

La UIF integra el expediente para detectar si esa empresa fue utilizada para ocultar movimientos financieros.

 

Tapia Pastrana mencionó que la familia de la alcaldesa de Cancún, que hoy aspira a ser la candidata a gobernadora, han adquirido vehículos de lujo con pagos de contado como su hijo Omar Terrazas Lezama que en julio de 2019 adquirió un vehículo Mercedes Benz modelo CLA 250 Sport con un valor aproximado de 700 mil pesos, y su esposo Omar Terrazas García pagó de contado un Mercedes Benz GLE 43 Coupe con un valor aproximado de 1.4 millones de pesos.

 

La denunciante también han solicitado al Sistema de Administración Tributaria (SAT) que se investigue el probable fraude fiscal de la empresa Desarrolladora Cumpal, de la familia Lezama, por las operaciones realizadas del subvalúo de los predios que han adquirido.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *