3 de julio de 2022

Con su potencia de siguiente nivel y diseño ligero inteligente, configuración de dos plazas, mejoras de chasis específicas del modelo y características de equipamiento seleccionadas especialmente para el trabajo en cuestión, el nuevo BMW M4 CSL tiene la conducción en pista como su razón de ser. Los genes que comparte el M4 CSL con su hermano con especificaciones de competición, el BMW M4 GT3, también se reflejan en sus atributos de desempeño. En las pruebas de funcionamiento en el circuito de Nordschleife de Nürburgring, el BMW M4 CSL registró los tiempos de vuelta más rápidos hasta la fecha para un automóvil BMW producido en serie. En la versión de la pista que tradicionalmente se utiliza para comparar, que tiene una longitud de 20.600 kilómetros y no incluye la recta del tramo T13, paró el reloj en 7 minutos 15.677 segundos. Su tiempo de vuelta oficial y notariado para el circuito de 20.832 kilómetros (la vuelta completa) fue de 7 minutos 20.207 segundos. Las cifras de aceleración de 3.7 segundos de 0 a 100 km/h y 10.7 segundos para la aceleración de 0 a 200 km/h son igualmente impresionantes.

 

“Competición, Deporte, Peso Ligero”: una receta con una rica tradición.

El carácter de carreras despojado del BMW M4 CSL está respaldado por un concepto de larga tradición que aprovecha la experiencia en desarrollo de vanguardia y la última tecnología para crear un resultado final fascinante. «CSL» representa «Competition, Sport, Lightweight», haciendo referencia al papel fundamental del diseño de peso mínimo para lograr el éxito en el deporte  motor. El BMW 3.0 CSL desarrollado por BMW Motorsport GmbH de acuerdo con este mismo principio ganó el Campeonato Europeo de Turismos en su primer intento en 1973. Y el BMW M4 CSL también sigue las huellas de los exitosos modelos de edición especial de generaciones anteriores del BMW M3 y BMW M4, sobre todo el legendario BMW M3 CSL de 2003 y el BMW M4 GTS presentado en 2016.

 

Para BMW M GmbH, el estreno mundial del nuevo BMW M4 CSL en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este (del 20 al 22 de mayo de 2022) será uno de los aspectos más destacados de su 50 aniversario. La producción del modelo de edición especial comenzará, en una tirada limitada de exactamente 1,000 ejemplares, en la planta de BMW Group Dingolfing, en julio de 2022.

 

Presente y correcto en los fundamentos y los detalles: diseño ligero inteligente en el BMW M4 CSL.

Su talento para la innovación y el conocimiento de los autos de carrera permitieron a BMW M GmbH restringir el peso en orden de marcha bajo la norma DIN de la edición especial a 1,625 kilogramos. Una destacada relación peso-potencia de 2.95 kilogramos por hp proporciona la plataforma ideal para una experiencia de conducción dinámicamente sublime.

 

La instalación de los asientos M Carbon tipo cubo redujo el peso en alrededor de 24 kilogramos por sí solo, en comparación con los asientos de serie instalados en el BMW M4 Competition Coupé. Se ahorraron 21 kilogramos quitando los asientos traseros y los cinturones de seguridad, integrando una división y haciendo las modificaciones correspondientes en el maletero. Y los cambios en el chasis, incluida la adición de frenos carbonocerámicos M Carbon extraligeros y rines, resortes y amortiguadores especiales de aleación ligera, redujeron la cifra en alrededor de otros 21 kilogramos. Reducir la cantidad de insonorización más cambiar a un aislamiento acústico ultraligero ahorró alrededor de 15 kilogramos, mientras que el uso de componentes hechos de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP) redujo unos once kilogramos. Por ejemplo, además de su toldo de CFRP, el capó y la tapa del maletero del BMW M4 CSL también están construidos en este material ligero de alta tecnología, al igual que su consola central. Y un silenciador trasero de titanio reduce más de cuatro kilogramos del peso del sistema de escape. Las modificaciones detalladas en áreas como la parrilla en forma de riñón de BMW, las luces traseras, los tapetes y el control de clima automático redujeron otros cuatro kilogramos.

 

Acabado de pintura exterior exclusivo, características de diseño específicas del modelo.

La carrocería del BMW M4 CSL está pintada de serie en el exclusivo Frozen Brooklyn Grey metálico. Este tono exterior se combina con superficies de fibra de carbono expuestas y detalles en rojo para crear una apariencia visualmente expresiva de pureza deportiva. Alternativamente, los clientes pueden especificar su nuevo M4 CSL en Alpine White sólido o Sapphire Black metálico.

 

La estructura de fibra de carbono de los componentes de la carrocería es visible en varias áreas, incluidas las dos hendiduras cinceladas en el capó. Las superficies de las hendiduras, que no están pintadas en el color de la carrocería, se destacan adicionalmente con contornos rojos. Las líneas decorativas rojas también dan un énfasis adicional a las dos aletas del toldo de CFRP del nuevo BMW M4 CSL, los contornos de los faldones laterales, las insignias negras del modelo y los divisores de CFRP específicos del modelo y las inserciones de cortinas de aire en el faldón delantero.

 

BMW Laserlight: faros amarillos y luces traseras innovadoras.

Los faros BMW Laserlight disponibles opcionalmente aportan otro acento llamativo a la parte delantera del nuevo BMW M4 CSL. Tanto en el efecto de bienvenida que se activa al desbloquear las puertas como cuando se encienden las luces bajas y altas, estos faros se iluminan en amarillo en lugar de blanco, recordando el aspecto de los exitosos autos de carreras GT.

 

Las luces traseras LED del nuevo BMW M4 CSL están equipadas de serie con tecnología que hace su debut en un vehículo producido en serie. Sus cubiertas de vidrio tienen intrincados hilos de luz entretejidos que se iluminan con tecnología láser, trayendo una estructura vibrante a la superficie de las luces. Esto crea una firma de luz altamente distintiva que es reconocible desde una larga distancia durante las horas de oscuridad.

 

Motor de seis cilindros en línea con carácter centrado en las carreras.

La unidad de potencia específica del modelo del BMW M4 CSL se basa en el mismo motor de seis cilindros en línea de altas revoluciones con tecnología M TwinPower Turbo que se encuentra en el vehículo de carreras BMW M4 GT3. Sus importantes reservas de rendimiento permitieron un gran aumento de potencia sin tener que hacer concesiones en términos de estabilidad o durabilidad. La clave de este aumento de potencia fue un aumento en la presión de carga máxima de los dos turbocargadores mono-scroll de 1.7 bar a 2.1 bar y ajustes específicos del modelo en la gestión del motor. El motor del BMW M4 CSL desarrolla un par máximo de 650 Nm entre 2,750 y 5,950 rpm. Su potencia máxima de 405 kW/550 hp se produce a 6,250 rpm.

 

El diseño derivado de las carreras del motor de 3.0 litros se centra directamente en las altas revoluciones y el máximo desarrollo de potencia. La construcción de cubierta cerrada sin camisa del cárter ayuda a que sea extremadamente rígido, mientras que el cigüeñal liviano forjado le permite manejar niveles extremadamente altos de torque. Otra característica especial específica de M es el núcleo de la cabeza fabricada con técnicas de impresión en 3D.

 

Tanto el sistema de refrigeración como el de suministro de aceite están diseñados para manejar los desafíos particulares que presenta la conducción en pista. El sistema de escape de doble tubo de escape con aletas controladas eléctricamente y el silenciador trasero de titanio de peso reducido genera además una nota de motor emocionalmente cautivadora e inspirada en los autos de carrera, creada especialmente para el nuevo BMW M4 CSL.

 

El par motor producido por el motor se transmite a las ruedas traseras del nuevo BMW M4 CSL a través de una transmisión M Steptronic de ocho velocidades con Drivelogic. Los montajes específicos del modelo para el motor y la transmisión garantizan que la potencia del motor se traduzca en un rendimiento dinámico de manera excepcionalmente rápida y directa. La conexión más firme del motor y la transmisión a la estructura del vehículo es claramente perceptible, especialmente con una conducción exigente.

 

Rigidez de carrocería optimizada, tecnología de chasis específica del modelo.

Al igual que el motor del nuevo BMW M4 CSL, la tecnología de su chasis se beneficia de una gran cantidad de mejoras detalladas, que se han adaptado a las características de rendimiento de la unidad de potencia. Estas modificaciones también tienen en cuenta la reducción sustancial del peso del vehículo en juego aquí y las mejoras específicas del modelo en la rigidez de la carrocería, lo que permite llevar a nuevas alturas la combinación de agilidad de manejo, dinamismo y precisión por la que los vehículos BMW M son famosos.

 

En el compartimiento del motor, una composición de unidades resorte-amortiguador delanteros desarrollados completamente desde cero eleva la rigidez de la carrocería del nuevo BMW M4 CSL a otro nivel. Utilizando modelos numéricos, la geometría de los elementos de fundición de aluminio entre las torres de suspensión y el frente se ha adaptado con precisión a las fuerzas ejercidas en diferentes situaciones de conducción.

 

La cinemática del eje ajustada individualmente y la configuración de la inclinación de las ruedas (cámber), los amortiguadores, los resortes auxiliares y las barras estabilizadoras específicas del modelo optimizan la precisión de la dirección, la transmisión de las fuerzas de control lateral en las curvas, la respuesta de los resortes y la amortiguación y la ubicación de las ruedas. La suspensión de las ruedas específica del modelo va acompañada de una reducción de la altura de conducción de ocho milímetros en comparación con el BMW M4 Competition Coupé. También se encuentran en la lista de equipamiento de serie para el modelo de edición especial, la suspensión adaptativa M con amortiguadores controlados electrónicamente, dirección electromecánica M Servotronic con relación variable y frenos carbono-cerámicos M. Una versión M específica del sistema de frenos integrado ofrece al conductor una excelente sensación del pedal, incluso cuando empuja los límites dinámicos y en condiciones adversas de la carretera.

 

Control de Tracción M optimizado para la pista.

La función de control de tracción M equipada de serie con ajuste de pista específico del modelo permite al conductor establecer umbrales de intervención individuales para la limitación del deslizamiento de las ruedas. En superficies secas, las etapas 1 a 5 del Control de Tracción M  ayudan al conductor a realizar derrapes controlados. Las etapas 6 a 10 se basan en la aplicación desarrollada para los pilotos de turismos y tienen en cuenta tanto las condiciones de la superficie como la temperatura de los neumáticos para maximizar la tracción y la estabilidad direccional.

 

También se incluyen de serie llantas de aleación ligera M forjadas con un exclusivo diseño de radios cruzados (19 pulgadas en el eje delantero y 20 pulgadas en el trasero). Están equipados con neumáticos de alto desempeño específicamente desarrollados para el modelo de edición  especial, en tamaño 275/35 ZR19 adelante y 285/30 ZR20 atrás.

 

Equipo diseñado para proporcionar una sensación de vehículos de carreras y usabilidad diaria.

Las características de equipamiento específicas del modelo le dan al BMW M4 CSL un equilibrio distintivo entre el purismo de un vehículo deportivo, la usabilidad diaria sin restricciones y una sustancia Premium exclusiva. Los asientos M Carbon de tipo cubo para el conductor y el copiloto se caracterizan por su estructura de CFRP autoportante y su rechazo intencionado a las características que mejoran el confort. Tienen un ángulo de respaldo fijo, los ajustes hacia adelante y atrás se pueden hacer manualmente y la altura del asiento solo se puede ajustar en un taller mediante un varillaje de tornillo de tres etapas. Los asientos M Carbon también cuentan con reposacabezas desmontables y permiten la integración de un sistema de cinturones de seis puntos.

 

El volante M de Alcantara, el revestimiento interior del toldo en color antracita, las molduras interiores de fibra de carbono, las insignias «CSL» en los asientos, la consola central y el panel trasero, además de las pantallas específicas de M, también ayudan a crear la configuración perfecta a bordo para concentrar el placer de conducir. El tapizado en cuero Merino con características ampliadas y los cinturones de seguridad M también son de serie. Dos unidades para almacenamiento de cascos se pueden encontrar en el compartimento trasero.

 

El sistema de control y operación específico de M incluye el botón M Setup para acceder directamente a numerosas configuraciones del vehículo y dos botones M en el volante para almacenar las configuraciones preferidas. El equipo de serie también cuenta con el sistema M Drive Professional que incluye M Drift Analyzer y M Laptimer, además del botón M Mode para activar las configuraciones ROAD, SPORT y TRACK.

 

El BMW Live Cockpit Professional, igualmente de serie, comprende un grupo de pantallas totalmente digital formado por un cuadro de instrumentos con una diagonal de pantalla de 12.3 pulgadas detrás del volante y una pantalla de control de 10.25 pulgadas. Entre sus funciones se encuentran el sistema de navegación, el Asistente Personal Inteligente de BMW, integración de smartphone, telefonía con carga inalámbrica e interfaz Wi-Fi. El BMW Head-Up Display con elementos específicos de M se puede pedir de la lista de opciones.

 

La gama de características que mejoran la comodidad y los sistemas de asistencia al conductor instalados en el BMW M4 CSL se centran en lo esencial, en consonancia con su enfoque de diseño ligero inteligente y su concepto de vehículo purista. La especificación de serie incluye control de clima automático, control de distancia de estacionamiento, advertencia de colisión frontal, advertencia de cambio de carril e información de límite de velocidad. El climatizador automático de dos zonas, así como los sistemas Driving Assistant y Parking Assistant están disponibles como opciones.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.