4 de octubre de 2022

Chetumal.- Como una especie de homenaje póstumo, se inauguró la exposición visual de Rubí Estrada “Travesía de ninfas y sirenas”, en la biblioteca pública central “Javier Rojo Gómez”, donde su director Omar Capistrán leyó una semblanza de la artista.

 

A cuatro meses de su fallecimiento, Rubí fue recordada por familiares, admiradores y amigos por sus dotes para pintar sobre lienzos y también como la excelente persona que fue, de acuerdo con testimonios sensibles de personas que estuvieron muy cerca de ella.

 

En esta exposición, que permanecerá abierta hasta uno de octubre, de nueve de la mañana a ocho de la noche, figuran fundamentalmente obras creadas con las técnicas del óleo, donde Rubí refleja sus mundos interiores, plenos de colorido y emoción.

 

Oriunda de Yucatán, Rubí vivía en Chetumal desde 1992 y, aunque desde niña le gustó pintar, estudió la carrera de Ingeniería en Sistemas de Energía y aprendió a dibujar con programas digitales de diseño gráfico. Fue una artista apasionada y autodidacta.

 

Rubí trabajó en el plantel CBTIS 214 desde 2017 en el Club de Pintura y Dibujo, y, de 2017 a diciembre de 2019, trabajó en “Galería de aquí”, como maestra de pintura y dibujo, donde expuso su obra. Fue miembro activa del colectivo del Callejón del Arte.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.