29 de septiembre de 2022

Presenta INECC investigación sobre costos y beneficios de reducir emisiones de gases de efecto invernadero en México

El INECC, con el apoyo del Gobierno de Dinamarca, identifica 35 acciones de reducción de emisiones que reportarían un beneficio al país de 295 mil millones de dólares. Existe una gran necesidad de movilizar el financiamiento climático para lograr las metas nacionales e internacionales.

El Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), en conjunto con el Gobierno de Dinamarca, presentaron este martes 13 de septiembre una investigación con la actualización de los costos y beneficios de acciones de mitigación de gases de efecto invernadero en México para dar cumplimiento al Acuerdo de París.

 

El resultado contundente de esta investigación es que, avanzar en la mitigación del cambio climático representa beneficios importantes para México. Los costos asociados a la implementación de todas las medidas, suman 137.6 mil millones de dólares de 2018. Estos incluyen las respectivas inversiones acumuladas hasta el 2030, así como los costos de operación a lo largo de la vida útil de las mismas; por otro lado, los beneficios brutos calculados por la implementación de estas acciones alcanzan los 294.9 mil millones de USD. Las medidas estudiadas tienen un potencial de reducción de emisiones de 237 MtCO2e al 2030. Llevar a cabo estas medidas de mitigación generará mayores ganancias que costos, puesto que los beneficios netos por la implementación de estas medidas alcanzarían cerca de 157.2 mil millones de dólares durante toda la vida útil de estas inversiones.

 

Para cumplir con las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC por sus siglas en inglés) de nuestro país, se requieren medidas en todos los sectores de la economía nacional: energía, transporte, manejo de residuos, sector residencial y comercial, uso de la tierra, cambio de uso de la tierra y silvicultura; también en la industria, la agricultura y ganadería y en el sector petróleo y gas.

 

Durante el evento llevado a cabo en las instalaciones del INECC, el Director General de Políticas de Acción Climática y encargado del despacho de la Dirección General del INECC, Agustín Ávila, resaltó que México está comprometido con subir la ambición de su NDC, y que para ello se realizan estos análisis económicos y se convoca a todos los actores de la economía nacional- del sector público, privado y social- para detonar una discusión seria y abierta sobre cómo movilizar el financiamiento climático.

 

“Estamos conscientes de que México tiene un liderazgo importante en el mundo, y que bajo la gobernanza mundial del clima que establece el Acuerdo de París los países debemos hacer todo lo posible de acuerdo a nuestras circunstancias nacionales para reducir las emisiones globales. Para lograrlo es imperante conocer los datos duros, cuáles son las medidas más importantes, quiénes pagarán los costos y quiénes recibirán los beneficios, de tal suerte que podamos planear una transición justa”, destacó.

 

Por su parte, el Director de la Agencia Danesa de Energía, Ole Sørensen, compartió los aprendizajes de Dinamarca en establecer políticas ambiciosas para alcanzar la carbono neutralidad, y subrayó la relevancia de la participación multisectorial y la transparencia.

 

Mencionó que Dinamarca se ha comprometido a tener colaboraciones climáticas con una selección de  22 países socios. En México se cuenta con una amplia colaboración técnica en conjunto con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el INECC, la cual se remonta a 2014. México fue uno de los primeros países donde Dinamarca comenzó con estas colaboraciones hacia la mitigación al cambio climático.

 

Por su parte, la Coordinadora General de Mitigación al Cambio Climático del INECC,  Claudia Octaviano, señaló que, para lograr el NDC, México debe movilizar del orden de 137.6 mil millones de dólares, con instrumentos financieros innovadores. Si este monto se distribuyera en 10 años, representaría un gasto de aproximadamente 0.8% anual del PIB de 2019.

 

El principal costo se asocia a la descarbonización del sector eléctrico, seguido de las inversiones necesarias para eficientar la flota vehicular y transitar hacia la electromovilidad. Entre los sectores más interesantes se encontró un potencial en el forestal y agropecuario, así como en el sector residencial y comercial.

 

El evento contó con la participación de de múltiples actores, incluidas instancias del sector gubernamental tales como Secretarías de Agricultura, de Transporte, Comunicaciones e Infraestructura, de Hacienda y Crédito Público  a través de su unidad de crédito público, de la Comisión Nacional de Uso Eficiente de la Energía, la Comisión Nacional de Vivienda y el gobierno del Estado de Nuevo León, así como organizaciones del sector productivo y financiero, incluidos el Consejo Coordinador Empresarial, la Asociación de Bancos de México, la Asociación de Industrias de los Hidrocarburos, la Asociación Mexicana de Empresas de Gestión Energética, Veolia, la Universidad Autónoma de Yucatán,  la Asociación Mexicana de Energía Eólica y el Banco Mundial.

 

La SEMARNAT y el INECC considerarán las discusiones, y los comentarios recibidos por redes en el proceso de actualización de la Contribución Nacionalmente Determinada de México.

 

El estudio se encuentra disponible en la página del INECC, a través del enlace:

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/756201/157_2021_Costo_Beneficio_Mitigacion_Acuerdo_Paris.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.