27 de septiembre de 2022

Cinco estrategias para agilizar la cadena de suministro en las operaciones de comercio electrónico B2B

Es una realidad que el comercio electrónico llegó para quedarse; sin duda, la pandemia influyó en acelerar su crecimiento, por lo que muchas empresas requieren ajustar sus estrategias en la cadena de suministro a largo plazo para garantizar que puedan mantener también su dinámica online.

 

De acuerdo con Sana Commerce, plataforma de comercio electrónico diseñada para contribuir al éxito de distribuidores, fabricantes y mayoristas, fomentando relaciones duraderas con sus clientes, las plataformas de e-commerce son el canal de compra más utilizado para hacer pedidos B2B en México, abarcando un 65% de compras totales.

 

Para Cas Nieskens, Director General de Sana Commerce Latinoamérica, “hoy es un reto el tema de la cadena de suministro y tiene que ver con la eficiencia y el cumplimiento. Si no saben qué esperar las organizaciones, una avalancha de pedidos podría hacer que tengan problemas haciendo envíos y satisfaciendo la demanda de los clientes. O bien, la demanda de un vendedor estable podría caer en picada a medida que el consumidor se centra en un artículo en tendencia, dejando el almacén con exceso de existencias y sin preparación suficiente; es decir, hoy las empresas se enfrentan a las tendencias de consumo a través de Internet, que pueden encajar con las ventas tradicionales o divergir de éstas”.

 

Las empresas trabajan bajo esquemas muy distintos a los de hace algunos años, sobre todo en los negocios B2B, la automatización, transacciones en línea y las interrupciones en la cadena de suministro han transformado la manera en que vendemos y compramos. Hoy en día, la mayoría de las empresas tienen solo un 20% de visibilidad en sus cadenas de suministro, en comparación con el 70% que se necesita para abordar los puntos clave de la volatilidad. Además, un 84% de las personas encargadas de gestionar la cadena de suministro consideran que la visibilidad de ésta es su mayor obstáculo, y que ha causado ineficiencia en toda la organización. La mayoría no sabe cómo abordar este desafío.

 

A esto debemos sumarle los desafíos de la digitalización. La gestión de la cadena se vuelve aún más compleja a medida que las empresas se ven obligadas a cambiar sus procesos tradicionales.

 

 

Administrar la cadena de suministro de manera eficaz va más allá de reducir costos y simplificar la logística de cumplimiento, la expansión de canales de venta y la automatización de procesos representará al éxito. Una gestión eficaz de la cadena de suministro en el comercio electrónico tiene que ver con la optimización. Esto puede significar cualquier cosa, desde mantener un mejor contacto con los fabricantes hasta planificar con antelación los aumentos o las disminuciones de la demanda; automatizar o utilizar una gestión “inteligente” de las existencias.

 

Una optimización exitosa significa mitigar los problemas conocidos que enfrentan los compradores, especialmente en línea. Con una cadena de suministro bien gestionada y los datos adecuados, se maximiza la transparencia y la comunicación y, por lo tanto, la rentabilidad y el éxito.

 

Para Sana Commerce, algunas estrategias para agilizar las operaciones de comercio electrónico son:

 

  • Aumentar la capacidad del almacén y la proximidad al cliente: cuanto más cerca están los almacenes de los clientes, más rápido se podrá cumplir con los pedidos directamente con los consumidores o minoristas físicos.

 

  • Reducir el costo de envío: al ahorrar dinero a través de la automatización y el aumento de la capacidad del almacén, es posible ofrecer ofertas de envío para pedidos superiores a un precio determinado, así como incentivos para agrupar artículos, como descuentos de precios y envío gratuito.

 

  • Integrar un sistema de gestión de pedidos: El OMS (Sistema de Gestión de Pedidos) debe estar integrado con la tienda de comercio electrónico, ubicaciones físicas y con el ERP. De esta forma, se automatiza el proceso de gestión de pedidos de extremo a extremo, trabajando de la mano con cada eslabón de la cadena de suministro para garantizar la satisfacción del cliente.

 

  • Kits de artículos: la creación de kits es el proceso de fabricación y almacenamiento automático de elementos agrupados. De esta manera, cuando los clientes agrupen artículos en línea y realicen un pedido, no se tendrá que dedicar más tiempo a armar el paquete y enviarlo.

 

  • Automatizar la facturación: con la facturación en línea, los clientes pueden pagar y acceder a toda la documentación de pago importante cuando la necesiten. Con un procesamiento de facturas más rápido, los pedidos se moverán más ágilmente a través de la cadena de suministro.

 

Ante la necesidad de adoptar el uso del e-commerce en el mercado B2B, es importante contar con estrategias en todos los procesos de la organización y la cadena de suministro. Este tema debe ser prioridad para las organizaciones, situación que puede atenderse con planificación y, con ello, entender y atender los desafíos actuales en la cadena de suministro, implementar estrategias para mitigar los retos de las operaciones logísticas (pedidos y devoluciones), impulsar la satisfacción de los clientes y, con un comercio electrónico integrado, resolver ágilmente, la digitalización de la cadena de suministro.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.