2 de marzo de 2024

“Villa Olímpica”, el segundo largometraje de Sebastián Kohan Esquenazi compite en la selección oficial de documental mexicano en la 20ª edición del Festival Internacional de Cine de Morelia, el cual tendrá su proyección el próximo 24 de octubre en Cinépolis Centro de Morelia, Michoacán.

 

El documental evoca a los años 70 ́, época donde una pequeña América Latina se sitúa en plena Ciudad de México en la Villa Olímpica conformada por 30 edificios, 904 departamentos y 3000 exiliados de Argentina y Chile.  El filme cuenta a través de diversos testimonios la experiencia de esos hijos marcados por la experiencia política de sus padres y obligados, por su corta edad, a seguirlos primero en el destierro original y luego en el retorno anhelado por los adultos, pero sufrido por los más chicos. Son testimonios de hombres y mujeres hoy adultos, que vuelven a los años de su niñez o primera adolescencia para contar el modo que vivieron un desarraigo que los marcó para siempre.

 

La obra se articula a través de los testimonios, imágenes de archivo y grandes maquetas que representan escenarios clave. Hay, también, reproducciones de algunos de los relatos de los entrevistados, hechas en clave de sueño, de infancia deseada.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cabe mencionar que, durante 2022, el documental ganó el Premio a Mejor Película en el Festival Internacional de Cine de Santiago y formó parte de la Selección Oficial del Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires.

 

Sebastián Kohan Esquenazi es director, productor, guionista, escritor y sociólogo. Ha dirigido los largometrajes Villa Olímpica, Buscando a Panzeri y el mediometraje Nunca para atrás, y las series Un Gol al Arcoíris y Muerte sin fin. De igual manera, ha colaborado en la producción de documentales como la Biografía de Hugo Sánchez (NAT GEO), Ojos Rojos y Adictos al Claxon.

 

Para Kohan, muchas veces el exilio fue considerado «un castigo menor», situado dentro de un contexto de horror generalizado por la acción de las dictaduras cívico militares, que desplegaron un sistema de represión jamás antes visto en el continente que contó incluso con coordinaciones internacionales para perseguir, detener, torturar, asesinar y desaparecer opositores políticos.

 

Al respecto, su autor comparte: «Me interesó mucho contar no solo el exilio, sino el retorno como un proceso complejo, porque en Sudamérica el retorno se vivió con mucha alegría porque era casi un sinónimo del retorno de las democracias. Pero ahí quedó escondida una gran parte de la realidad, que fue la ruptura de familias, amistades, vidas enteras».

 

Cabe mencionar que esta coproducción de México, Argentina y Chile tendrá una función especial el  próximo 19 de octubre en el Cine Villa Olímpica en el marco del Festival DocsMX.

 

Deja una respuesta