24 de mayo de 2024

Francisco en Santa María La Mayor reza por el viaje a África

Como es su costumbre, el Papa visitó la basílica mariana para encomendar la visita apostólica al Congo y Sudán del Sur ante el icono de la Salus Populi Romani.

Un ritual íntimo, que se renueva cada vez que el Papa se dispone a ampliar por unos días los espacios de su acción apostólica, el recogimiento silencioso antes y después de sus viajes y aglomeraciones. También se renovó esta tarde, cuando Francisco volvió por 102ª vez a detenerse en oración ante el icono de la Virgen Salus Populi Romani, en la basílica de Santa María La Mayor, «para rezar y encomendarle a Ella su próximo viaje a la República Democrática del Congo y a Sudán del Sur» antes de regresar al Vaticano, según informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

 

Las dos etapas

Un viaje pastoral y ecuménico, especialmente la etapa sursudanesa, que comenzará mañana a las 8.10 de la mañana, cuando el vuelo papal saldrá del aeropuerto de Fiumicino (Roma) para aterrizar después de unas siete horas en el aeropuerto internacional de Kinsasa, capital de la República Democrática del Congo. Luego, el 3 de febrero, a las 10.40 horas, Francisco con su séquito y los periodistas acreditados a bordo del vuelo despegarán hacia la segunda etapa del viaje, ese esperado destino de Sudán del Sur al que se llegará hacia las 15.00 hora local.

 

Dos países que sufren

«La República Democrática del Congo sufre, sobre todo en el este del país, por los enfrentamientos armados y la explotación», dijo ayer el Papa en el Ángelus pidiendo oraciones por su viaje. Y «Sudán del Sur, desgarrado por años de guerra, no puede esperar», añadió, «a que se ponga fin a la violencia continua que obliga a tantas personas a vivir desplazadas y en condiciones de gran penuria». Para ambos países, la llegada de Francisco trae consigo la esperanza de una nueva reconciliación.

 

Deja una respuesta