1 de marzo de 2024

Alfa Romeo Giulia y Stelvio “Quadrifoglio 100° Anniversario”

Alfa Romeo celebra los 100 años del icónico QV presentando los nuevos Giulia y Stelvio “Quadrifoglio 100° Anniversario”, en una edición limitada a solo 100 unidades exclusivas por modelo

Turín, Italia, a 13 de abril de 2023.- Alfa Romeo rinde homenaje a la leyenda del QV con 100 unidades exclusivas y las conmemora en el lugar donde comenzó la historia del vehículo: Sicilia, en los sitios de la Targa Florio.

 

El 15 de abril de 2023 se cumplirán 100 años desde que un símbolo indeleble de Alfa Romeo, el QV, hizo su debut en la versión de carreras del RL durante la XIV edición de la Targa Florio.

 

En este aniversario especial, Alfa Romeo presenta los nuevos Giulia y Stelvio QV con la exclusiva edición conmemorativa “Quadrifoglio 100° Anniversario”. Limitada a solo 100 unidades tanto para el Giulia como para el Stelvio, siendo el resultado de cien años de investigación sobre la excelencia técnica que se ha aplicado a los vehículos de carreras y de producción en serie. Su naturaleza icónica, pureza técnica y tecnología se han combinado para colocarlo en la cima de sus respectivos segmentos, con el mejor manejo y relación peso- potencia de su clase, creando un Alfa Romeo directo e inmersivo, único en su tipo y una sublime experiencia de conducción.

 

Destacan los detalles exclusivos, así como las novedades en materia de tecnología: Insignias conmemorativas, nuevos faros LED adaptativos y el nuevo cuadro de instrumentos digital manteniendo el célebre diseño histórico de tipo “telescopio”.

 

Para celebrar un siglo de pura deportividad, el QV regresa a su tierra natal, Sicilia, ya que Alfa Romeo ha elegido la isla como escenario para una sesión de fotos conmemorativa que, además de contar la tradición, destaca la “Gran Belleza” italiana, así como el famoso “Made in Italy”. Después de cien años, el camino del QV no ha terminado, sigue reinventándose y proyectándose hacia un futuro brillante que rinde homenaje a los éxitos del pasado.

 

Los orígenes de una leyenda

Símbolo de la noble deportividad italiana, el legendario QV siempre ha sido sinónimo de las creaciones de mayor rendimiento de la marca. Esto no solo es válido para sus modelos de carreras, sino también para sus vehículos de producción en serie más potentes y exclusivos.

 

Con motivo de su centenario, se presenta en una versión conmemorativa. Reinterpretado en clave moderna, el Centro Stile Alfa Romeo ha proyectado su logotipo histórico en el futuro de la marca, conservando su solidez y elegancia. Además, su punto de color ha recibido una actualización cromática contemporánea y recuerda los gloriosos vehículos de la marca, así como las emblemáticas victorias en las carreras que ahora forman parte del archivo histórico.

 

El QV ha sido parte de la historia industrial y de carreras de Alfa Romeo desde el principio. Todo comenzó el 15 de abril con motivo de la XIV edición de una de las carreras automovilísticas más antiguas del mundo, la Targa Florio, el prestigioso evento que, a principios del siglo XX, transformaba Sicilia una vez al año en el “salón” europeo más famoso. Intensa e increíblemente desafiante, la carrera fue uno de los éxitos más importantes de su tiempo para los pilotos y podía impulsar modelos de automóviles y marcas completas al mercado. Por eso, en 1923, Alfa Romeo le dio una enorme importancia a la carrera siciliana, desarrollando una versión específica de su RL y reclutando pilotos talentosos.

 

Al final, Ugo Sivocci, un importante piloto de su época se llevó a casa la victoria gracias a su habilidad y una serie de eventos afortunados que harían aún más significativa la elección del QV (un trébol de cuatro hojas) como emblema de deportividad en los cofres de los coches de carreras.

 

Con esta victoria, Alfa Romeo fue catapultado al Monte Olimpo de los fabricantes de automóviles, vinculando inexorablemente el símbolo del QV a los vehículos legendarios de la marca y sentando las bases para una extensa serie de valientes logros de conductores inolvidables. Desde el primer campeonato del Gran Premio en 1925, pasando por la Mille Miglia, la Targa Florio y las 24 Horas de Le Mans, la marca dominó la escena de las carreras internacionales a partir de entonces.

 

Sin embargo, el símbolo de la suerte pronto comenzó a destacar también en vehículos de producción más exclusivos. De hecho, la insignia acristalada QV haría su primera aparición en un vehículo de calle con el Giulia Sprint GT Veloce e iniciaría una tradición que continúa hasta el día de hoy. Se trata de las versiones más potentes de la marca, diseñadas para un público entusiasta y apasionados por la conducción deportiva.

 

Una edición limitada de 100 unidades

Las ediciones Giulia y Stelvio “Quadrifoglio 100° Anniversario” son el resultado de cien años de investigación sobre la excelencia técnica que se ha aplicado a los vehículos de carreras y de producción en serie. El motor V6 biturbo de 2.9 litros se ha mejorado a 520 Hp (para Europa, Reino Unido y China) y se combina con el diferencial autoblocante mecánico, una característica que hace su debut en esta serie de lanzamiento especial. Se trata de un importante dispositivo técnico que, gracias a ajustes específicos derivados de la experiencia de diseño del Giulia GTA, contribuye a mejorar el comportamiento y la tracción del coche, optimizando la transferencia de torque, así como aumentando la estabilidad, la agilidad y la velocidad en las curvas.

 

La mejor dinámica de conducción de su clase, resultado de una ligereza sorprendente, gracias al uso de materiales ultraligeros como el aluminio para el motor y la fibra de carbono para el eje de transmisión, el cofre, el alerón y los faldones.

 

En el Giulia, la aerodinámica activa permanece con el divisor frontal de carbono; cuando se activa, controla la calidad del flujo de aire que pasa por debajo del vehículo, lo que aumenta la estabilidad y el rendimiento. Finalmente, el sistema Akrapovič le da al escape un sonido inconfundible.

 

Fuerte personalidad en los exteriores donde Giulia y Stelvio renuevan su imagen en continuidad con el sentimiento familiar de la gama caracterizado por los faros ‘3+3’, con nuevas luces adaptativas Full-LED Matrix que ofrecen un haz antideslumbrante, optimizando la iluminación en todas las condiciones, garantizando un ahorro energético, una gran mejora de la seguridad y una menor fatiga ocular. Rines de aleación ligera deportivos de 19 pulgadas para el Giulia y de 21 pulgadas para el Stelvio, con nuevas pinzas de freno exclusivas pintadas en color dorado. El mismo tono distingue al emblema que celebra los 100 años del QV, colocado en las salpicaderas delanteras de ambos vehículos. Para añadir aún más deportividad, tanto para el Giulia como para el Stelvio, la parrilla y las carcasas de los retrovisores son de carbono visible. Hay tres colores disponibles: Rosso Etna, Verde Montreal y Nero Vulcano.

 

La misma sensación deportiva se puede encontrar en los interiores donde hay una combinación exclusiva de cuero negro y Alcantara que se ve reforzada por nuevas y exclusivas costuras doradas a la vista, así como un innovador acabado 3D en carbono real para el panel de instrumentos, el túnel central y los paneles de las puertas. En el tablero, hay una costura especial del número “100” junto a un Quadrifoglio dorado. El volante está tapizado en cuero y Alcántara con costuras negras e inserciones de fibra de carbono.

 

Ya sea el aspecto exclusivo, la tecnología o la conectividad a bordo, todas las características están al servicio de una experiencia de conducción sublime. Así se refleja en el nuevo cuadro de instrumentos que incorpora el histórico diseño “telescópico” y estrena una pantalla TFT de 12.3” completamente digital en la que se puede acceder a toda la información del vehículo y a los parámetros relacionados con las tecnologías de conducción autónoma. Además de las tres modalidades que se visualizan en el cuadro de instrumentos (Evolved, Relax y Heritage), la configuración exclusiva ‘Race’ hace su debut en el QV.

 

El modo ‘Race’ recoge en la pantalla central la información fundamental que todo piloto quiere tener bajo control: tacómetro, velocímetro y luz de cambio para conducción manual. El diseño se puede personalizar colocando información adicional, incluidas las de rendimiento instantáneo, en los diales laterales.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

   #JoinTheTribe

#StellantisMX85Aniversario

Deja una respuesta