18 de julio de 2024

Hacer lo que nos apasiona o dedicarnos a una profesión que, aunque no nos apasione podría ayudarnos a sobrevivir económica y profesionalmente, son decisiones complejas, difíciles si no sabemos para empezar qué queremos hacer; para ello, sería bueno callar todos los ruidos del mundo externo, sentarnos en silencio, pensar y decidir.

Lo anterior son reflexiones que compartió el Ing. Aldo Delgadillo Álvarez, Director de la Escuela Yamaha de música de Guadalajara, concertista internacional y egresado de Ingeniería Civil de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), quien a sus 45 años se dedica a su pasión: interpretar y componer música en el órgano sinfónico.

Sin embargo, él no empezó este viaje hace poco tiempo, su historia en la música transcurre desde muy joven; antes de cumplir 4 años comenzó a tocar el órgano sinfónico, a los 8 ya creaba composiciones y música propia, antes de iniciar sus estudios de universidad, a los 15 años, ya había tocado en cinco conciertos en Japón, uno de ellos a beneficio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), también ganó concursos nacionales de composición en órgano sinfónico.

Concertista internacional de piano y órgano sinfónico, nació en Guadalajara el 19 de julio de 1977 y explica que tuvo que elegir entre su pasión y la carrera que estudió.

Hacer lo que nos apasiona o dedicarnos a una profesión que, aunque no nos apasione podría ayudarnos a sobrevivir económica y profesionalmente, son decisiones complejas, difíciles si no sabemos para empezar qué queremos hacer; para ello, sería bueno callar todos los ruidos del mundo externo, sentarnos en silencio, pensar y decidir.

Lo anterior son reflexiones que compartió el Ing. Aldo Delgadillo Álvarez, Director de la Escuela Yamaha de música de Guadalajara, concertista internacional y egresado de Ingeniería Civil de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), quien a sus 45 años se dedica a su pasión: interpretar y componer música en el órgano sinfónico.

Sin embargo, él no empezó este viaje hace poco tiempo, su historia en la música transcurre desde muy joven; antes de cumplir 4 años comenzó a tocar el órgano sinfónico, a los 8 ya creaba composiciones y música propia, antes de iniciar sus estudios de universidad, a los 15 años, ya había tocado en cinco conciertos en Japón, uno de ellos a beneficio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), también ganó concursos nacionales de composición en órgano sinfónico.

Concertista internacional de piano y órgano sinfónico, nació en Guadalajara el 19 de julio de 1977 y explica que tuvo que elegir entre su pasión y la carrera que estudió.

Ha tocado con los grandes
La carrera musical del UAG Alumni le ha permitido viajar a países como Cuba, Estados Unidos, Japón, lo que también ha hecho como maestro, ya que los alumnos han seguido sus pasos en estos últimos años. sus premios en Japón también le dieron la oportunidad de viajar a Malasia, Singapur, Corea y Taiwán para tocar en conciertos.

Ha ganado concursos de órgano sinfónico desde niño con la interpretación de música mexicana y composición como el Huapango de Moncayo, de Arturo Márquez, acto que ha convertido en una tradición y concepto artístico.

Por estos esfuerzos, el Consejo Nacional de Cultura le otorgó un reconocimiento como principal exponente de este instrumento en el año 2017 y al poco tiempo Forjadores de México rectificó este título.

“Este es un instrumento poco común en nuestro país, no se diga en otros, pero es excepcional, puede acompañar perfectamente a una orquesta”, añadió.

El Ing. Aldo Delgadillo ha tocado a beneficio de niños con discapacidad, sus madres y conciertos para asociaciones que ayudan a niños con parálisis cerebral, casas hogar, personas que sufren cáncer y compartido el escenario con actrices de nivel mundial como Filipa Giordano, Armando Manzanero, Eugenia León, Guadalupe Pineda, el tenor Mauro Calderón, Viviana Baez y otros reconocidos artistas.

Formado en la UAG
Durante su formación en la UAG continuamente participaba en eventos organizados por el Departamento de Arte y Cultura, como un concierto en la Semana de la Biblioteca, Foro Juventud Positiva, Foro Juventud al Rescate de los Valores y más eventos sociales y culturales.
Además, participó en la Orquesta Sinfónica de la UAG, que dirigía el Mtro. Pedro Bocotán; en el 2014 y 2019 tuvo una gira, por todo el país, en la que se llevó a miembros de la Orquesta de Cámara de la UAG.

“Nunca he dejado de estar cerca de mi universidad, fui reconocido con el Galardón Lic. Antonio Leaño Álvarez del Castillo”, en el año 2015 nunca acabo de irme, y eso me hace feliz”, agregó.

Actualmente está casado con Edna Jiménez Rivas, el egresado tiene tres hijos, Samuel, Vania y Danaí, que cantan y se dedican también parte de su tiempo a la música.  Cuando lo tiene, el Ing. Aldo Delgadillo dedica su tiempo libre a estar en silencio y disfrutar del deporte, la lectura, el cine y la tranquilidad de su hogar.

 

 

 

Deja una respuesta