22 de julio de 2024

Toluca, Estado de México, 5 de mayo de 2023. El cáncer de ovario sigue siendo uno de los carcinomas más frecuentes y mortales, el cual se detecta generalmente en etapas clínicas avanzadas debido a su rápido y silencioso desarrollo.

Al respecto, una oncóloga del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), indicó que se debe estar alerta ante cualquier síntoma que pudiera ser signo de alarma como pérdida de peso, fatiga, dolor de espalda, malestar pélvico, urgencia urinaria, sensación de pronta saciedad al comer, cambios en hábitos intestinales, inflamación o dolor abdominal.

Este padecimiento se presenta con mayor frecuencia a partir de los 40 años, aunque también se han detectado casos de tumores iniciales antes de los 25; por lo que se recomienda hacerse un ultrasonido abdomino-pélvico cada dos o cinco años a partir de que la mujer inicia su ciclo menstrual y una vez al año a partir de los 40, sugirió.

 

Agregó que la carga genética de este tipo de cáncer tiene una significativa repercusión en las pacientes, por lo que resaltó que las personas con antecedentes familiares de esta enfermedad tienen una alta probabilidad de desarrollarlo.

Para finalizar, informó que hay factores protectores como la maternidad, la lactancia materna, el uso de anticonceptivos orales, la ligadura de trompas de falopio y la operación de ovarios, que ayudan a disminuir el riesgo al presentar este tipo de tumores.

 

Deja una respuesta