14 de julio de 2024

Aplica PediatrIMSS mil 120 tamices cardiacos neonatales en seis meses en UMAE del CMN La Raza

Gracias a seis oxímetros de pulso se logró realizar en seis meses mil 120 cardiacos neonatales en el Servicio de Neonatología del Hospital de Gineco Obstetricia No. 3, del Centro Médico Nacional La Raza.

Gracias a seis oxímetros de pulso, el programa PediatrIMSS logró realizar en seis meses mil 120 tamices cardiacos neonatales a recién nacidos para la detección oportuna de enfermedades cardiacas congénitas críticas, en el Servicio de Neonatología de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Gineco Obstetricia No. 3 “Dr. Víctor Manuel Espinosa de los Reyes Sánchez”, del Centro Médico Nacional La Raza.

 

Este tipo de tamizaje forma parte de la estrategia “Detección y atención oportuna de cardiopatías congénitas“ de la Política 3 Detectar oportunamente las enfermedades congénitas para su atención integral del Decálogo de Políticas del Programa “PediatrIMSS” dirigidas a generar acciones y acompañamiento en el desarrollo de la niña y el niño, que incluyen el cuidado prenatal, vigilancia al recién nacido hasta la adolescencia, atención de enfermedades adquiridas, entre otras, con un enfoque multidisciplinario; informó la doctora Adoración Morales Ibarra, jefa de la División de Neonatología de la UMAE.

 

Con la estrategia para la “Detección y atención oportuna de cardiopatías congénitas”, a través del tamiz neonatal cardiaco se han hallado cardiopatías congénitas en recién nacidos en las cuales la detección, diagnóstico, tratamiento y seguimiento oportunos son determinantes en el pronóstico de vida y función, así como en la prevención de secuelas y complicaciones.

 

“Una vez confirmada la cardiopatía con este tamiz y el ecocardiograma, posteriormente tenemos enlaces de comunicación con el Servicio de Cardiología Pediátrica del Hospital General de este mismo conjunto hospitalario para su referencia y traslado en las próximas 48 a 72 horas y así determinar si el recién nacido es candidato a cirugía correctiva, paliativa o bien tenga oportunidad de regresar con nosotros”, señaló.

 

En estos bebés, la detección de su cardiopatía se realiza después de las 24 horas de nacimiento hasta antes de su egreso; y son tamizados todos aquellos recién nacidos que se encuentran dentro del área de binomio y cuneros.

 

La prueba de tamiz consta de un brazalete colocado en la mano derecha del bebé, con el cual se toma la saturación pre ductal y posteriormente en cualquiera de sus pies para una medición post ductal; es decir, medir la oxigenación de la sangre antes y después de su paso por el conducto arterioso.

 

Ambas mediciones no deben ser mayores del tres por ciento de diferencia para que se tome como un tamiz positivo; aquellos tamices en donde se detecta una diferencia mayor entre cada saturación, se realiza un ecocardiograma para corroborar si hay alguna cardiopatía congénita.

 

Morales Ibarra comentó que el equipo es muy amigable para su manejo, ya que proporciona instrucciones visuales, animaciones, un algoritmo de sincronización automática, una visualización detallada y fácil de interpretar de los resultados del proceso de detección, con una mejor sensibilización en las pruebas en comparación con la valoración clínica por sí sola.

 

Refirió que entre las cardiopatías más frecuentes que se han visto están la coartación de aorta, estenosis pulmonares, anomalía de Ebstein, síndrome de ventrículo izquierdo hipoplasico, doble vía de salida del ventrículo derecho, entre otras, “éstas son muy graves por la mortalidad que presentan de no detectarse a tiempo”.

 

La especialista informó que en 2022 se tuvieron cerca de 4 mil 857 nacimientos en el área, de los cuales el 27 por ciento de bebés fueron prematuros, más un 10 por ciento de recién nacidos inmaduros menores a un kilogramo de peso.

 

“Es importante captarlos desde que nacen porque son bebés que van a tener problemas en cuanto a controles de presión arterial, diabetes, de algún tipo de alergia, entre otros. Estas detecciones que estamos impulsando a través del Programa PediatrIMSS nos está permitiendo ofrecer una mejor calidad de vida a estos bebés”, dijo.

 

Morales Ibarra indicó que con estas acciones se ha incrementado la oportunidad de atención diagnóstica-terapéutica en la UMAE, lo que coadyuva en la disminución de la morbi-mortalidad del recién nacido mediante el tamiz cardiaco para el diagnóstico y su tratamiento oportunos al poder referirlos a la unidad quirúrgica especializada dentro del mismo Centro Médico Nacional La Raza.

 

 

Deja una respuesta