29 de febrero de 2024

El Papa: En el encuentro entre jóvenes y ancianos Dios nos da su futuro

Este jueves, 15 de junio, se publicó el Mensaje del Santo Padre para la III Jornada Mundial de los Abuelos y de los Mayores, que se celebrará el domingo 23 de julio.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

 

“Son los ancianos quienes nos transmiten la pertenencia al Pueblo santo de Dios. Tanto la Iglesia como la sociedad los necesita. Ellos entregan al presente un pasado necesario para construir el futuro. Honrémoslos, no nos privemos de su compañía y no los privemos de la nuestra; no permitamos que sean descartados”, este es el centro del Mensaje del Papa Francisco para la III Jornada Mundial de los Abuelos y de los Mayores, que se celebrará el IV domingo de julio, en vísperas de la conmemoración de San Joaquín y Santa Ana, los abuelos de Jesús y que fue publicado este jueves, 15 de junio de 2023.

 

«Su misericordia se extiende de generación en generación»

En su Mensaje – firmado en San Juan de Letrán, el 31 de mayo pasado, Fiesta de la Visitación de la Bienaventurada Virgen María – el Santo Padre señala que, el tema de esta III Jornada Mundial de los Abuelos y de los Mayores, es un tema que nos reconduce a aquel encuentro bendito entre la joven María y su pariente anciana Isabel, quien llena del Espíritu Santo, se dirige a la Madre de Dios con palabras que, a distancia de milenios, acompasan nuestra oración cotidiana del Ave María. Y el Espíritu Santo, que ha descendido ya sobre María, la impulsa a responder con el Magníficat, en el que proclama que la misericordia del Señor se extiende de generación en generación.

 

“El Espíritu Santo bendice y acompaña cada encuentro fecundo entre generaciones distintas, entre abuelos y nietos, entre jóvenes y ancianos. Efectivamente, Dios desea que, como hizo María con Isabel, los jóvenes alegren el corazón de los ancianos, y que adquieran sabiduría de sus vivencias. Pero, sobre todo, el Señor desea que no dejemos solos a los ancianos, que no los releguemos a los márgenes de la vida, como por desgracia sucede frecuentemente”.

Deja una respuesta