15 de junio de 2024

Si hay un equipo que se encuentra ligado con el Campeonato Mundial de Formula 1 desde sus inicios es la Scuderia Ferrari. Estuvo desde la primera temporada de la categoría, en 1950, y tardó tan sólo un año para conseguir su primer triunfo.

El 14 de julio de 1951, el argentino José Froilán González cruzó la meta delante de la leyenda Juan Manuel Fangio, quien conducía uno de los mejores autos de la década, el Alfa Romeo, para la primera alegría de la escudería italiana.

Froilán se convirtió en el primer piloto de Ferrari en festejar en lo más alto del podio, hace 72 años, y con él nació una historia de éxito que hoy convierte a la casa de Maranello en el equipo más victorioso de la F1 con 15 campeonatos mundiales de pilotos y 16 de constructores; más 243 triunfos, 244 pole positions y 259 vueltas más rápidas.

Todo comenzó en Silverstone. Aquel sábado 14 de julio, Froilan arrancó desde la pole position, liderando a otros 19 vehículos, con Fangio a su lado y delante de Giuseppe Farina en el segundo Alfa Romeo.

González protegió la línea interna y soportó por 90 vueltas los ataques de Fangio y de Luigi Villoresi, quien también buscaba su primera victoria, pero que gracias a rebases a Ascari y Farina pudo llegar al tercer lugar, para darle a la Scuderia su primer doble podio con un 1-3.

Esa temporada de 1951 vio de nuevo a Ferrari en lo más alto, con Alberto Ascari en Alemania (tan sólo 15 días después) e Italia. Fue precisamente el piloto italiano quien les dio el primer título de pilotos, un año después, y a partir de entonces se han convertido en el equipo histórico más dominante.

En el México GP han obtenido dos triunfos. El primero de ellos se dio en 1970, con Jacky Ickx, y el segundo con el tetracampeón Alain Prost en 1990.

El domingo 25 de octubre de 1970, el Gran Premio Mexicano servía como cierre de campeonato. El belga Ickx arrancaba en la tercera posición detrás de Jackie Stewart, en un Tyrrell, y de su coequipero Clay Regazzoni. La pelea se daba entre estos tres pilotos, pero en el giro 33 Stewart abandonó, lo que dejó la punta en una batalla entre los dos Ferrari.

Finalmente Jacky se impuso a Clay y en el camino obtuvieron el 1-2, que enamoró a buena parte de la afición mexicana.

Justo 20 años después, el francés Alain Prost tuvo una de las mayores hazañas que se recuerden en el Autódromo Hermanos Rodríguez. En aquellos años, la carrera se disputaba en junio, y el Ferrari de Prost no conseguía meterse en la pelea de los primeros lugares. Octavo en la práctica 1, duodécimo en la segunda, décimo en la calificación 1 y duodécimo en la 2, el francés tomó la parrilla en el cajón 13, muy lejos de la pole de Gerhard Berger en un McLaren.

Desde la bandera verde, Prost comenzó una heroica remontada. Cada vuelta significaba una maniobra quirúrgica. El francés se acercaba a los primeros lugares, hasta que consiguió colocarse detrás de Nigel Mansell, a quien superó por el segundo puesto, a 15 vueltas del final.

Comenzó el ataque a Ayrton Senna, quien sufrió con el desgaste de sus neumáticos. En la vuelta 60, a nueve giros del final, Prost hizo que la afición mexicana se levantara de sus asientos al realizar el rebase a Senna, quien sólo tres vueltas después sufrió la explosión de una de sus llantas, para abandonar la carrera.

Con ese triunfo de la Scudería, Prost se convirtió en, apenas, el segundo multiganador del México GP (Jim Clark, 1962, 63 y 67). Finalmente, fue otro 1-2 para Ferrari en suelo azteca, con Mansell a más de 25 segundos de Prost.

Este año, del 27 al 29 de octubre, el FORMULA 1 GRAN PREMIO DE MÉXICO 2023 Presentado por Heineken le dará a la Scuderia Ferrari una nueva oportunidad de que sus autos, ahora bajo el mando de Carlos Sainz y Charles Leclerc, puedan continuar la tradición de un vencedor que inició con aquel primer triunfo conseguido por José Froilán González.

 

Deja una respuesta