17 de julio de 2024

Un vistazo al futuro del tratamiento del cáncer ginecológico

Marcela del Carmen, MD, MPH, presidenta de la Organización de Médicos de Massachusetts General Hospital y Vice Presidenta de Mass General Brigham, presenta cuáles son los avances más innovadores en el tratamiento de cánceres ginecológicos, como las terapias génicas y “dirigidas” para ciertas mutaciones.

Un vistazo al futuro del tratamiento del cáncer ginecológico

Un vistazo al futuro del tratamiento del cáncer ginecológico: terapias génicas y dirigidas.- Los cánceres ginecológicos cobran la vida de cerca de 9 mil mujeres cada año en México¹. Entre estos tipos de cáncer, destacan el de cuello uterino, útero y de ovario, este último presenta una tasa de mortalidad del 60%¹ debido a que no existe una forma de detectarlo en sus primeras fases, por lo que contar con tratamientos innovadores que permitan salvar la vida de mujeres en etapas avanzadas es de suma importancia.

 

Mass General Brigham es una organización sin fines de lucro comprometida con la atención al paciente, la enseñanza y la investigación. Con un presupuesto anual de casi 2 billones de dólares, el programa de investigación de Mass General Brigham es uno de los más grandes en E.E. U.U., y financia más de 2700 ensayos clínicos. Además, Mass General Brigham tiene una de las principales organizaciones de investigación biomédica del país con varios hospitales de enseñanza afiliados a la Facultad de Medicina de Harvard.

 

“En Mass General, miembro fundador de Mass General Brigham, contamos con un centro cuya función es agilizar el uso de fármacos que se encuentran en fase 1 de ensayos clínicos, que es cuando comienzan pruebas en personas.

 

El centro apenas tiene 10 años y ha logrado agilizar la aprobación de 25 fármacos que hoy en día forman parte del cuidado estándar de los pacientes alrededor del mundo. En el caso del cáncer de ovario, hemos tenido muchos avances como tratamientos de mantenimiento para después de las quimioterapias, inmunoterapias y un gran aporte a la plataforma de células CAR-T.

 

Esta última es el presente y futuro de los tratamientos contra el cáncer. El procedimiento consiste en tomar células del paciente, analizarlas en laboratorio donde se le quita el gen mutado y se le incrusta uno nuevo. Este gen crea un receptor para las células cancerosas del paciente y al devolverlo al cuerpo provoca una respuesta del sistema inmunológico que se enfoca en eliminar las células del cáncer sin dañar a las demás”, comenta la Dra. Marcela del Carmen, quien se desempeña como presidenta de la Organización de Médicos de Massachusetts General Hospital y Vice Presidenta del sistema Mass General Brigham, que está conformado por 16 instituciones, entre ellos Massachusetts General Hospital y otros 4 hospitales clasificados entre los mejores a nivel nacional por US News & World Report.

 

 

Antes del tratamiento, ¿cuál es el origen de los cánceres ginecológicos?

 

Cada año más de 20 mil mujeres son diagnosticadas con algún tipo de cáncer ginecológico en México, aproximadamente 47% del total de casos de cáncer en mujeres. ¹ Identificar oportunamente los síntomas de estas enfermedades es de vital importancia para comenzar con un tratamiento adecuado.

 

Para cada tipo de cáncer ginecológico existen síntomas y factores de riesgo muy variados, por ejemplo, el cáncer de útero puede comenzar con sangrados irregulares o abundantes después de la menopausia. Sus factores de riesgo están más vinculados a la hipertensión, diabetes y obesidad.

 

El cáncer de cuello uterino está relacionado directamente con una infección crónica con el Virus del Papiloma Humano (VPH), por lo que realizarse un papanicolaou periódicamente ayuda a detectarlo en etapas tempranas.

 

“En el caso del Cáncer de Ovario es más complicado detectarlo en etapas tempranas ya que no existen pruebas para ello. Lo más común es que las personas presenten síntomas de enfermedades gastrointestinales, náuseas, vómito o estreñimiento, esto debido a que la enfermedad ya se encuentra en el intestino grueso o delgado”, comenta la Dra. del Carmen, quien también se desempeña como cirujana de oncología ginecológica.

 

Uno de los factores de riesgo para desarrollar cáncer de ovario es contar con mutaciones en los genes BRCA 1 y BRCA 2; que además, predisponen la aparición de cáncer de mama. Por esta razón, el enfoque de las investigaciones se ha dirigido no solo a investigar tratamientos para los síntomas, sino también en terapias génicas, que modifican la información genética de las células de los pacientes.

La innovación en la lucha contra el cáncer: Terapias génicas y “dirigidas”

 

“En Mass General Brigham tenemos el compromiso de ofrecer los tratamientos más innovadores existentes. Los diferentes tipos de cáncer se tratan con terapias muy diversas, desde sistémicas, cirugía y quimioterapia, pero siempre estamos enfocados en brindarle a los pacientes el tratamiento más innovador disponible en la actualidad.

 

La tendencia es brindar tratamientos más personalizados. Cuando una persona es diagnosticada con cáncer, se le realiza un perfil molecular a los tumores y de acuerdo a esto se le da una terapia específica para estos.

 

El futuro de las terapias contra el cáncer está enfocado en cómo alterar el sistema inmunológico del paciente, a través de la plataforma de células CAR-T, para que este sea su primera línea de defensa y cuenten con una armadura más fuerte en su mismo cuerpo.

 

Otro enfoque en la actualidad es contar con terapias “dirigidas” hacia ciertas mutaciones específicas, por ejemplo, hoy se cuenta con una terapia de mantenimiento basado en pastillas con inhibidores PARP para pacientes con cáncer de ovario y una mutación específica en sus tumores. Estos inhibidores ayudan a reparar el daño causado al ADN, e impiden que las células cancerosas se reparen, mejorando la progresión de pacientes que recibieron quimioterapias.

 

De esta forma se evita dar un tratamiento generalizado como la quimioterapia, que puede generar efectos secundarios y ocasionar daños en células sanas”, agregó la Dra. Marcela del Carmen.

 

Innovaciones fuera y dentro del quirófano

 

Una parte fundamental en el tratamiento contra el cáncer es la cirugía, donde se extraen del cuerpo tumores malignos, ya que la resección completa del cáncer es clave para el éxito del tratamiento. Por ello, los avances en el tratamiento contra el cáncer también han trascendido dentro del quirófano.

 

“Se está trabajando en los protocolos quirúrgicos para tener eficiencias más grandes y brindar más seguridad a los pacientes con cirugías robóticas, laparoscópicas, cirugías abiertas y uno de los más relevantes es la radiación dentro del quirófano, Massachusetts General Hospital es de los pocos hospitales que cuenta con la infraestructura y la capacidad para hacerlo.

 

Para este último, se aplica radiación directamente al órgano afectado durante la operación para evitar dar un tratamiento generalizado a todo el cuerpo del paciente. Esto aplica, por ejemplo, a pacientes que tuvieron una resección por cáncer de páncreas con un margen ajustado; se le aplica una radiación directamente al órgano antes de cerrar y terminar la operación. Nuestra búsqueda es siempre proveer tratamientos que aumenten la tasa de cura del paciente y tengan menos riesgos y efectos secundarios a largo plazo”, finalizó la Dra. del Carmen.

 

¹ Global Cancer Observatory

 

Deja una respuesta