2 de marzo de 2024

Secretaría General de la OEA condena presentación de antejuicios en Guatemala contra Presidente electo y otros cargos

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) condena enérgicamente la presentación de antejuicios hecha hoy por el Ministerio Publico de Guatemala, que incluye al Presidente electo del país, Bernardo Arévalo, la Vicepresidenta electa, Karin Herrera, así como varios integrantes de los partidos políticos Semilla, VOS y Winaq.

 

Estas decisiones del Ministerio Público constituyen acciones de carácter político que distorsionan el proceso electoral y pueden afectar el resultado del mismo, por lo cual resultan absolutamente improcedentes e inaceptables para un sistema político democrático.

 

En ese sentido, el Ministerio Público, como institución del Estado se encuentra en violación de lo que establece la Carta Democrática Interamericana en sus artículos 2, 3 y 4.

 

La Secretaría General condena esta continuada persecución política por parte del Ministerio Público, que hoy se extendió contra otros 28 ciudadanos guatemaltecos, y que se suma a la habitual intimidación y el acoso a miembros del Partido Movimiento Semilla, activistas de derechos humanos, académicos, periodistas y otros actores sociales. La criminalización y la intimidación contra actores políticos y sociales en un marco de persecución política es una grave violación del Estado de Derecho y se aparta de los principios de la democracia.

 

Los Estados Miembros de la OEA expresaron por mayoría y con claridad sus graves preocupaciones respecto de la criminalización y judicialización del proceso electoral y la persecución política por parte del Ministerio Público, aprobando ayer la resolución titulada “Acontecimientos Recientes que Impactan el Estado de Derecho y la Transición Presidencial Democrática en Guatemala”. La persecución política en curso sólo sirve para erosionar los cimientos de la democracia por la que los ciudadanos de Guatemala han luchado y desean continuar construyendo cada día.

 

Los representantes de las instituciones deben comportarse de manera responsable, absteniéndose de producir vulneraciones al Estado de Derecho, a las libertades fundamentales y a la dignidad humana de la ciudadanía.

 

Al mismo tiempo, la Secretaría General condena enérgicamente las acciones intimidatorias y de agresión contra un número de congresistas, estudiantes y activistas sociales y políticos que se produjeron ayer y hoy en Guatemala. Estas acciones provocan un ambiente de inseguridad e incertidumbre que es inaceptable para la ciudadanía de Guatemala.

 

La violencia física sufrida por congresistas de diversos partidos políticos es completamente inaceptable y no es una victoria para nadie. La pérdida de respeto por los elementos de la paz y la estabilidad social a partir de la violencia, atenta contra la convivencia pacífica entre los guatemaltecos.

 

La Secretaría General de la OEA mantiene su compromiso de apoyar el proceso de transición en Guatemala que concluirá el 14 de enero de 2024, cuando el presidente y la vicepresidenta electos, Bernardo Arévalo y Karin Herrera respectivamente, asuman sus cargos.

Deja una respuesta