2 de marzo de 2024

ONU Mujeres reclama inversiones decididas para poner fin a la violencia de género tras conocerse un informe que demuestra la grave falta de financiación en materia de prevención

En 2022, los países gastaron 204 mil millones de dólares en asistencia exterior para el desarrollo; de esa considerable suma, solo el 0.2 % se gastó en prevenir la violencia de género (VBG).

Nueva York — En vísperas del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra el 25 de noviembre, el informe «¿Qué cuenta? El estado de la financiación para la prevención de la violencia de género contra mujeres y niñas” elaborado por los socios de ONU Mujeres, el Instituto para la Igualdad y el Acelerador para la Prevención de la VBG, trabajando juntos bajo el Compromiso Colectivo con la Coalición de Acción Generación Igualdad sobre VBG, revela una realidad preocupante: la violencia de género obtiene sólo el 0,2% de la ayuda mundial y la financiación para el desarrollo.

 

El informe es la antesala de los 16 días de activismo contra la violencia de género, que se extenderán del 25 de noviembre al 10 diciembre con la coordinación de ONU Mujeres y bajo el tema global de la campaña ÚNETE del Secretario General de las Naciones Unidas: «¡ÚNETE! Invierte para prevenir la violencia contra las mujeres y las niñas«.

 

Ahora que el mundo ha alcanzado el ecuador de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la necesidad de poner fin a violencia contra las mujeres y las niñas es más acuciante que nunca.  El informe Panorama de Género 2023 de ONU Mujeres desvela que 245 millones de mujeres y niñas siguen sufriendo violencia física y/o sexual a manos de sus parejas cada año. Un alarmante 86 % de mujeres y niñas viven en países sin sistemas sólidos de protección legal contra la violencia, o en países donde los datos nos están disponibles.

 

Además, las consecuencias de las crisis económicas, los conflictos y el cambio climático han exacerbado la vulnerabilidad de las mujeres y las niñas ante la violencia.

 

“Es hora de tomarnos en serio y financiar lo que sabemos que funciona para detener la violencia contra las mujeres y las niñas. Invertir en reformar e implementar leyes y políticas multisectoriales. Proporcionar servicios a los supervivientes. Ampliar las intervenciones de prevención basadas en evidencia. Con la voluntad y aportes de todos los actores y sectores podemos desbloquear el financiamiento, realizar un seguimiento de las asignaciones presupuestarias y aumentar la elaboración de presupuestos con perspectiva de género.

 

Tenemos las soluciones y los recursos para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas durante nuestras vidas. Es nuestra elección”, dijo la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Sima Bahous, en el evento oficial de conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer en Nueva York.

 

La presencia de un movimiento feminista fuerte y autónomo es una de las piezas clave para lograr una solución. Las organizaciones de derechos de las mujeres desempeñan una función esencial en la labor de prevenir la violencia, defender un cambio político y exigir que los Gobiernos rindan cuentas. Sin embargo, como indica el informe de rendición de cuentas de la Coalición de Acción Generación Igualdad sobre VBG su déficit de financiación sigue siendo abismal, por lo que es necesario incrementar notablemente el apoyo financiero a las organizaciones de derechos de las mujeres que trabajan en este ámbito.

 

Hoy también se ha publicado un nuevo informe conjunto de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y ONU Mujeres con estimaciones de asesinatos de mujeres y niñas por motivos de género. Este documento señala que casi 89.000 mujeres y niñas fueron asesinadas en 2022 en el mundo, la cifra anual más alta de las dos últimas décadas, lo que demuestra que el número de feminicidios no está reduciéndose. La mayoría de los asesinatos de mujeres y niñas tienen motivos de género. En 2022, el 55 % de los asesinatos de mujeres (alrededor de 48.800) fue cometido por parejas o familiares. Eso se traduce en un promedio de más de 133 mujeres o niñas asesinadas al día por alguien de su propia familia.

 

LOS 16 DÍAS DE ACTIVISMO EN EL MUNDO  

Durante la campaña de los 16 Días de Activismo, ONU Mujeres se dirigirá a los Estados, el sector privado, las fundaciones y otras entidades de donantes para reclamar un aumento de la inversión sostenible y a largo plazo en las organizaciones de derechos de las mujeres que trabajan para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas en toda su diversidad.

 

El 22 de noviembre, el acto oficial de conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que tendrá lugar en Nueva York, contará con el discurso inaugural de la Vicesecretaria General de las Naciones Unidas, la intervención de la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres y la participación de voces de los Estados Miembros, organizaciones de mujeres de la sociedad civil, agencias de las Naciones Unidas, líderes o partes compromisarias de la Coalición para la Acción sobre Violencia de Género de la Generación Igualdad y Embajadoras y Embajadores de buena voluntad. En consonancia con el tema de este año, se destacarán las mejores prácticas de inversión para prevenir la violencia contra las mujeres, los déficits y desafíos existentes y el camino que hay que seguir.

 

ONU Mujeres también encabezará una campaña mundial en los medios sociales para alzar la voz contra la violencia de género con las etiquetas #NoHayExcusa y #16Días.

Desde un festival de cine en Ruanda al diálogo por las mujeres jóvenes en Sri Lanka o las proyecciones de películas en Egipto y Marruecos, las decenas de actos que se organizarán durante los 16 Días de Activismo pretenden promover la acción para asegurar un futuro sin violencia para las mujeres y las niñas, cuyo símbolo es el color naranja.

Como en años anteriores, se espera que, durante los 16 Días de Activismo, la luz naranja ilumine diversos edificios emblemáticos de todo el mundo, entre ellos el Ayuntamiento de la Grand Place de Bruselas, Bélgica, la sede de las Naciones Unidades de Dakar, Senegal, la torre de TV Tbilisi de Tiflis, Georgia, y otros espacios icónicos de Suecia, Pakistán y otros países.

 

Deja una respuesta