2 de marzo de 2024

El futuro de la privacidad y el marketing digital en un mundo sin cookies

Noviembre 2023. Es prácticamente imposible no estar inmerso en la dinámica de la era digital. Durante años, las cookies han sido el principal motor de las campañas de marketing digital que entregan mensajes comerciales a quienes, por alguna razón, se han relacionado con el producto o servicio que se está promocionando.

 

Recientemente las crecientes preocupaciones sobre la privacidad de los datos, han desencadenado cambios significativos en la regulación de las cookies. En Europa, por ejemplo, el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) obliga a las empresas a obtener el consentimiento explícito de los usuarios antes de utilizar cookies. Por su parte, Google ha anunciado el fin del uso de cookies de terceros; que si bien marca un punto de optimización para los usuarios, también significa la reconfiguración del marketing digital como lo conocemos.

 

De acuerdo con Paz Terluk, CEO de MarketLogic y CM México, “estos cambios obligan a los especialistas de marketing a perfeccionar sus estrategias de outbound para la captación de audiencias mejor segmentadas y al mismo tiempo a tener sistemas más avanzados para la gestión y resguardo de los datos”.

 

Recordemos que las cookies son pequeños fragmentos de información que utiliza el sitio web, y que desempeñan un papel crucial en la personalización de contenido, a través del análisis de datos en la interacción del usuario con el sitio web como sus preferencias, historial de navegación y datos de inicio de sesión, entre otros. Esto permite identificar a usuarios con un interés auténtico en la oferta de las marcas y, por lo tanto, las campañas de marketing digital pueden ser más eficientes.

 

De manera específica, las cookies de terceros son aquellas que se instalan en el dispositivo de un usuario al momento de acceder a un sitio web a petición de una empresa o marca diferente, con la que se tiene algún tipo de convenio. De esta manera, se puede obtener información del usuario y presentarle anuncios de manera recurrente, incluso sin que haya visitado directamente la página de la marca.

¿Qué pasa con las estrategias de marketing digital?

 

La prohibición de las cookies de terceros plantea desafíos para las campañas publicitarias, que ya no podrán redirigir eficazmente a posibles conversiones de ventas a lo largo de la navegación web del usuario con tácticas como el retargeting.

 

Una de las soluciones que se está trabajando en el sector es captar cookies de primer usuario y establecer segmentaciones a través de sus intereses, implementando estrategias basadas en una investigación profunda del mercado, además de incluir diversos tácticos de marketing digital. También es recomendable vincular las campañas a redes como Meta o LinkedIn, que tienen sus propias segmentaciones por intereses, cargos o empresas, entre otros, lo que permite impactar a los usuarios que están en la misma plataforma«, concluyó la directiva de MarketLogic.

 

El marketing digital se encuentra en una nueva dinámica. Demanda un rendimiento excepcional de las estrategias comerciales en un entorno donde el usuario emerge como el principal beneficiado. La personalización de la publicidad digital debe encontrar nuevos caminos a través de enfoques innovadores como la agrupación de intereses, además de una comprensión profunda del mercado.

 

El futuro del marketing digital en un mundo sin cookies presenta desafíos, pero también abre oportunidades para la creatividad y la adaptabilidad. Las empresas que logren navegar con éxito por este nuevo escenario se posicionarán como líderes en la entrega de experiencias publicitarias relevantes y centradas en el usuario.

Deja una respuesta