15 de junio de 2024
Alimentación adecuada para nuestros lomitos

20 de mayo de 2024.- Como amantes de los perros, queremos ver siempre bien a nuestro mejor amigo, pero si de pronto notamos algo raro, no podemos evitar preocuparnos y para colmo, de inicio es difícil saber qué hacer, cómo ayudarlo. Una de las situaciones más comunes es notar señales de malestar estomacal, apatía o baja energía, lo que nos hace preguntarnos si la alimentación que le damos es la adecuada.

La diarrea, el vómito y la falta de apetito pueden ser señales de que algo anda mal en su pancita, por eso es importante que conozcamos la importancia de proporcionarles un alimento equilibrado y nutritivo y, de preferencia, diseñado para que su digestión esté bien.

Pero ¿cómo logramos eso? La calidad de los alimentos que consumen es solo una parte de la ecuación ya que la capacidad de digerir esos alimentos de manera eficiente es crucial.

Actualmente, el 23% de las enfermedades diagnosticadas en los perros está relacionada con enfermedades gastrointestinales (dentro de las cuales el 60% se refiere a enfermedades periodontales, 20% a la diarrea, 15% al vómito y 5% a otras) (1)

Te compartimos 3 tips para lograr cuidar la salud digestiva de tu mascota:

  • Dale una alimentación balanceada: Tu perro debe comer principalmente proteínas provenientes de la carne, que le aportan nutrientes esenciales y también grasas en los porcentajes adecuados, si son fácil de digerir le harán la vida más sencilla. En caso de que su alimento tenga también fibras prebióticas puede marcarle una gran diferencia, ya que es un tipo de nutriente que ayuda a la salud digestiva.

 

  • Mantenlo hidratado: En esta temporada de primavera surgen olas de calor, por lo que el tomar agua se vuelve aún más importante ya que los ayuda a regular su temperatura corporal, además de transportar nutrientes y eliminar toxinas.

 

  • Realiza actividad física con tu mascota: Esto influirá directamente en su bienestar, pues ayuda a prevenir el sobrepeso y ciertos problemas de conducta, que pueden ser ocasionados por el estrés crónico y la ansiedad, además de favorecer una mejor digestión.

El intestino es considerado el segundo cerebro de nuestros perros debido al enlace que existe entre ambos órganos. Una buena digestión impacta en el bienestar de la vida diaria de nuestra mascota, beneficiando las funciones intestinales y fortaleciendo el sistema inmune. Recordemos que, si él está bien, nosotros también lo estaremos.

La salud de tu perro empieza por la pancita. Ahora que sabes esta información, ¿cómo implementarás mejores hábitos en su alimentación?

(1) Dan G. O’Neill et al, 2021.

Deja una respuesta