18 de julio de 2024
mitos

Ciudad de México, México a 11 de junio de 2024.- La alimentación adecuada es clave para preservar la salud de los perritos a lo largo de su vida. Sin embargo, hay muchos consejos o recomendaciones que se pasan boca a boca sobre cuáles son los mejores hábitos y alimentos para nutrir a nuestros lomitos. Algunos son ciertos y algunos no, por ello, te mostramos cuáles son algunos de los mitos más comunes y la verdad detrás de ellos.

 

  1. «Los perros deben tener comida disponible en su plato todo el tiempo»

Aunque es indispensable darle de comer a los perritos todos los días sin falta y establecer un horario constante, no se recomienda que se les siga dejando comida en el plato si ya si ya comieron la ración del día.

De seguro han visto que en las tiendas para mascotas venden dispensadores de comida para que su plato se vuelva a llenar cada que se acaben la porción servida. Aunque se vean bonitos, no es muy recomendable comprar de estos contenedores, ya que, si los perros comen constantemente sin respetar su ración diaria, pueden llegar a sufrir de sobrepeso u obesidad afectando su calidad de vida.

 

  1. «Los perros deben de comer tres veces al día todos los días»

Hablando de hábitos alimenticios, se cree que los perros deben comer junto con nosotros en cada comida del día, A pesar de ello, la cantidad que necesitan al día depende en gran medida de la actividad física que hagan, su peso, complexión, tamaño y hasta edad.

También, hay que tomar en cuenta que los perros adoptan diferentes patrones alimenticios según su entorno y su comportamiento individual, por lo que no es una ciencia exacta. Más que nada, el tutor debe prestar atención a las preferencias de cada perro y asesorarse con un veterinario para asegurar una dieta adecuada.

 

  1. «Los perros pueden comer comida casera desde cachorros»

Los cachorros durante sus primeros años se alimentan de leche materna de madre o de fórmula especial, sin embargo, pueden comenzar con alimentos suaves a partir del tercer mes de vida para después introducir alimentos sólidos.

¡Aguas! Esto no significa que les debas de dar comida de tu alacena, pues siguen siendo bastante delicados y las grasas o condimentos de la comida humana les puede hacer mucho daño. Lo ideal, es que su primer acercamiento con sólidos sean croquetas especialmente pensadas para cachorros.

Una buena opción sería Ganador ® Premium Wet Cachorro para alimento húmedo y suave ya que contiene una serie de minerales y suplementos como la vitamina E que ayudan a su desarrollo. También está disponible Ganador® Premium Cachorro adicionado con Omega 3 y Omega 6 para cuando se les empiece a dar croquetas.

 

  1. «Dale una probadita de cualquier cosa, al fin que se lo comen todo»

Es típico que muchas veces le quieran dar probaditas de la comida a los perritos mientras cocinan, sin embargo, hay que tener cuidado alimentos que puedan ser dañinos para ellos.

Entre los alimentos que está demostrado que pueden ser peligrosos y hasta letales si los canes los llegan a ingerir están las uvas, el chocolate y la cebolla. Esto no quiere decir que los canes puedan comer otros alimentos, ya que esto puede alterar la dieta o producir reacciones negativas.

 

  1. «Los perros deben tener una dieta libre de granos de todo tipo»

Finalmente, un gran mito es que los alimentos para perros sin granos o sin cereales son más fáciles de digerir, son más nutritivos y causan menos alergias que los cereales. En realidad, los granos cocidos son altamente digestibles y proporcionan nutrientes esenciales para una dieta completa y equilibrada. Además, los cereales aportan vitaminas, energía y fibra que contribuye a la salud gastrointestinal de nuestro perro.

 

Marcas Premium de croquetas en el mercado como, por ejemplo, Ganador® Premium, contiene harinas seleccionadas de trigo, maíz, arroz. Adicionalmente, contiene pastas de semillas oleaginosas, que aportan carbohidratos y contribuyen a una nutrición completa.

Ahora que ya se habló más sobre la verdad de los mitos más populares sobre la alimentación canina, todos contarán con más información necesaria para tomar decisiones adecuadas con respecto a la alimentación para los amigos peludos. ¡Ojo! Siempre de la mano de un veterinario de confianza.

Deja una respuesta