7 de agosto de 2022

Imagen tomada de: www.diariodemexico.com

Para Iztapalapa, la cosecha de agua de lluvia es muy importante, porque en esta demarcación se ha padecido históricamente la escasez del vital líquido, señaló la alcaldesa Clara Brugada Molina al poner en marcha, junto con la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, el Programa de Cosecha de Agua en la colonia San Miguel Teotongo.

 

En esta colonia de la Sierra de Santa Catarina se instaló el primer sistema de captación de agua de lluvia en una casa habitación, en una colonia donde “hemos sufrido históricamente la falta de agua: nos llega cada semana, cada 10 días o 15 días; estamos en un lugar con el mayor tandeo de agua que se tiene”, aseguró.

 

En presencia también de la secretaria del Medio Ambiente de la Ciudad de México, Marina Robles, la alcaldesa reconoció que la cosecha de agua de lluvia es “un modelo distinto de cómo se tiene que  resolver  el problema de la escasez de agua y empezamos con lo que tenemos de ‘a montón’, como es el agua de lluvia que no es rescatada y que dejamos que se vaya a la drenaje”.

 

Esta iniciativa, agregó, “es un paso importante para ir recuperando el equilibrio hídrico de la Ciudad de México y asegurar el manejo sustentable del agua”; agregó que “en esta zona donde padecemos de manera crónica la escasez, la gente ha aprendido a reutilizar el agua, hasta la última gota de agua es aprovechada. Aquí la población es ecologista, a lo mejor a la fuerza”, algo que debería aprenderse en otras zonas de la metrópoli donde abunda el vital líquido.

 

“La captación de agua de lluvia para la vivienda es una solución local que contribuye a una solución global del agua”, agregó.

 

Clara Brugada pidió a la jefa de gobierno que se analice el proyecto Tláhuac-Xico, el cual plantea rescatar agua para la zona oriente, “agua de lluvia que está a cinco minutos de este lugar. Obviamente, incluye al gobierno federal, porque es una obra de dimensiones que tiene que contemplar recursos del gobierno federal y tendrá una solución metropolitana, no sólo para Iztapalapa”.

 

Por su parte, Claudia Sheinbaum, Jefa de gobierno de la Ciudad, explicó que el proyecto consiste en que “se capta agua de lluvia del techo de la viviendas, con canaleras, con tubos que nos permiten captar el agua de lluvia; una vez que se capta, se lleva esa agua a un sistema que permite filtrarla para que no se traiga todo el polvo y de ahí se deposita en un tinaco, que tiene una bomba para poder utilizarla”.

 

El programa cuenta con la asesoría de la asociación civil Isla Urbana, dijo y advirtió que “tenemos que estar muy involucrados con el sistema para verificar que esté funcionando adecuadamente y mantener limpio el techo de la casa, para no captar basura y que los filtros funcionen adecuadamente”.

 

El proyecto contempla instalar el sistema en 10 mil viviendas, aunque “queremos instalar el sistema en 100 mil viviendas en la ciudad, y si capacitamos a más familias podríamos instalarlo en 200 mil”.

 

La jefa de Gobierno coincidió con Clara Brugada en que el proyecto Tláhuac-Xico es una opción de abastecimiento para Iztapalapa.

 

Finalmente, Marina Robles, Secretaria del Medio Ambiente, dijo que con este proyecto se inicia “una nueva forma de relación con el agua que nos interesa mucho cambiar y establecer porque necesitamos que cada gota de agua que cae en la ciudad sea empleada adecuadamente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.