jue. Jun 27th, 2019

Imagen tomada de internet

El Vicecoordinador del GPPAN, Christian Von Roerich, propuso reformar dos leyes federales para que el INE colabore, a solicitud de un juez, el cruce de datos dactilares para identificación de cadáveres, así como para seguir una investigación criminal y dar con el presunto responsable.

“Resulta urgente establecer en la ley tanto electoral como en la legislación adjetiva en materia penal federal, elementos que hagan de esta colaboración algo necesario en aras de la investigación criminal y el apoyo a víctimas”.

Al señalar en tribuna que no existen análisis para determinar patrones o perfiles de quienes cometen delitos, así como una mecánica criminal para que el Ministerio Público establezca una acusación fundada y motivada, es por ello que presenta esta legislación.

El documento pretende reformar los artículos 126 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales y los artículos 252 y 271 del Código Nacional de procedimientos Penales.

“Por ello, es necesario contar con mayor información biométrica para localizar a responsables cuando sean primo delincuentes, para que no sigan delinquiendo y que por casualidad, en la comisión de otro delito, sean detenidos”.

Sostuvo que la identificación por huellas es una de las más recomendables, por lo que se ha buscado el apoyo de otras instituciones que recaben este tipo de datos a fin de cruzar información útil.

Al respecto, el Instituto Nacional Electoral cuenta, con una Dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electores, que se encarga de llevar un registro de datos de millones de electores, como nombre, foto, dirección y huellas digitales.

Refirió que en los últimos años, diversas instituciones han realizado convenios con el INE, a fin de que puedan compartir la información para aspectos de investigación ministeriales, particularmente en lo referente a la identificación de cadáveres.

En 2016 se firmó un convenio entre la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia (Conatrib), INE y la Fiscalía General de la República (FGR), lo que ha permitido acceder a una base de datos de 90 millones de huellas dactilares.

De 2016 a la fecha, se han identificado 700 cuerpos gracias a la base de datos de huellas dactilares en CDMX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *