mar. Oct 15th, 2019

La Alcaldía Iztapalapa notificó a los ocupantes de 45 viviendas ubicadas frente al talud de la calle Tláloc, colonia Paraíso, en el cerro del Peñón del Marqués, que deben evacuar los inmuebles a la mayor brevedad, pues se encuentran en una zona de alto riesgo de deslaves como el suscitado hace dos semanas.

En la notificación, también se hizo saber a los propietarios de las viviendas que la Alcaldía Iztapalapa, instaló un albergue temporal en el deportivo Francisco I. Madero, en la colonia Cabeza de Juárez, cercana a la zona del Peñón del Marqués, y también se gestionan otros apoyos ante el Gobierno de la Ciudad de México.

La evacuación de las casas es necesaria para proteger la vida y los bienes de los vecinos, estableció la Alcaldía Iztapalapa, por lo que los convocó a atender la Opinión Técnica de Riesgo en Materia de Protección Civil y desocupar de inmediato los inmuebles, pues en caso de permanecer en ellos, será bajo su propia responsabilidad.

Las viviendas, cuyos propietarios o poseedores fueron notificados, son las que se encuentran a 15 metros o menos del referido talud, conforme al dictamen elaborado y emitido por la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la Ciudad de México.

Dicha Opinión Técnica derivó del deslave registrado durante la noche del domingo 9 de junio, en la calle Tláloc. En los días siguientes, personal de la Alcaldía Iztapalapa y de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil acudieron a la zona para observar el talud, el material rocoso de origen volcánico, así como la ubicación de las viviendas de la calle de Tláloc respecto del referido talud.

La conclusión fue que derivado del análisis de amenazas, exposición e indicadores de peligro y vulnerabilidad detectados durante la inspección, el talud de la calle Tláloc es de riesgo muy alto, por lo que se deben tomar medidas para proteger a la población conforme a la normatividad aplicable.

Por ello, la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil recomendó la evacuación preventiva de las viviendas contiguas al talud, ante el riesgo de que se registren nuevos deslizamientos. La Alcaldía mantendrá monitoreo continuo en la zona, especialmente durante la temporada de lluvias.

El monitoreo por parte de la Alcaldía Iztapalapa comenzó desde las horas siguientes al deslave, a través de personal de distintas áreas del gobierno local que ha estado permanentemente en la zona para orientar a los vecinos, participar en las inspecciones y ahora notificando e in formando a la población sobre la necesidad de priorizar la protección de sus vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *