dom. Sep 22nd, 2019

Derivado de una sequía severa, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y los Gobiernos de la Ciudad de México y el Estado de México acordaron reducir 2 metro cúbico por segundo (m3/seg) el caudal de agua para el Valle de México.

En conferencia de prensa, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo; la directora general de la CONAGUA, Blanca Jiménez Cisneros; y el secretario de Obras del Estado de México, Rafael Díaz Leal Barrueta, dieron a conocer que la falta de lluvias afectó la captación de agua en las presas que componen el Sistema Cutzamala.

Tras destacar la colaboración con la CONAGUA y el Gobierno del Estado de México, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, señaló que se ha tenido un año con mayor sequía de la que se esperaba y por lo tanto, se acordó tomar medidas inmediatas y buscar nuevas fuentes de abastecimiento de agua.

“CONAGUA ha tomado la decisión de reducir 1 m3/seg a la ciudad y 1 m3/seg al Estado de México, de tal manera que la ciudad a partir de la próxima semana deja de recibir 10 m3/seg y comenzará a recibir 9 m3/seg, y el Estado de México va a pasar de 6.5 a 5.5 m3/seg de suministro del Cutzamala”, señaló.

La mandataria capitalina detalló que en la Ciudad de México realiza acciones para eficientar el uso y cuidado del líquido como la reposición de pozos, particularmente en el Sistema Lerma y también se trabaja con la CONAGUA y el Estado de México en la búsqueda de otras fuentes de abastecimiento para la Zona Metropolitana del Valle de México, como la Presa Madín que daría cerca de 500 litros por segundo adicionales.

Además, dijo, se realizan proyectos ejecutivos para evitar las filtraciones en algunas presas del Sistema Cutzamala, mejorar la planta potabilizadora de Berros y el sistema de bombeo, el cual se estima, estará listo en diciembre.

Al presentar los datos más recientes del Monitor de Sequía que opera la CONAGUA, su directora general, Blanca Jiménez Cisneros, explicó que en la primera quincena de agosto, más del 30 por ciento del territorio nacional enfrentó condiciones de sequía moderada a excepcional, lo que representa una superficie mayor a la afectada a finales de julio, por lo que es necesario que la población y los tres órdenes de gobierno tomen conciencia de la importancia de cuidar el agua.

Por ello, la CONAGUA, a través del Programa Nacional Contra la Sequía (PRONACOSE), implementa medidas preventivas y de mitigación de la sequía, las cuales consisten en identificar fuentes de abastecimiento alternas emergentes, promover un uso eficiente del agua y realizar campañas de educación y concientización, entre otras, precisó Blanca Jiménez.

La Directora de CONAGUA detalló que el 1° de enero de 2019, las presas del Sistema Cutzamala presentaban un 96 por ciento de llenado, el mejor nivel histórico entre 1996 y 2018, lo cual hizo posible que el sistema suministrara un volumen ligeramente mayor al promedio durante los meses de enero a agosto de 2019.

“Si el año que entra es un año seco, el sistema estaría en una peor condición, y para estar preparados para el próximo año, hoy en día tenemos que hacer una reducción, por eso estamos haciendo ajustes de entrega a la Zona Metropolitana del Valle de México”.

Sin embargo, debido a que la sequía también se ha visto reflejada en la zona Centro del país, específicamente en la cuenca que aporta agua al Sistema Cutzamala, dijo Jiménez, es necesario realizar un ajuste en las entregas de agua a la Zona Metropolitana del Valle de México en lo que resta del año.

Por lo anterior, la CONAGUA, el Gobierno de la Ciudad de México y el Estado de México trabajan coordinadamente para realizar los cálculos de suministro de agua en 2019, así como la proyección para 2020.

En su intervención, el coordinador General del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), Rafael Carmona Paredes, informó que se trabaja en tres programas: el primero es la sectorización de la red de agua potable para identificar las zonas de actuación estratégica para poder recuperar los caudales mediante las brigadas de detección y reparación de fugas; el segundo, son 150 brigadas para la reparación de fugas repartidas en 10 campamentos distribuidos a lo largo de la ciudad; y el tercero es la macro medición para tener información más confiable de la forma en la que se suministra el agua a través de la red de distribución.

Como parte de las acciones que se realizan en el Estado de México para garantizar el abastecimiento de agua, el secretario de Obra Pública del Estado de México, Rafael Díaz Leal Barrueta, destacó que en la entidad se realizan medidas inmediatas como la atención a fugas e intervención de tuberías con mayor antigüedad con la coordinación de organismos operadores. Además, se han rehabilitado 11 pozos en el municipio de Ecatepec, lo cual ha permitido satisfacer la necesidad de agua en dicho municipio.

Los representantes de ambas entidades y CONAGUA llamaron a la población a hacer un uso responsable del agua y contribuir a su preservación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *