25 octubre 2020
Cómo se mide la magnitud de un sismo

Cuando tiembla y no sufrimos daños, una de las cosas que más nos interesa saber es cuál fue la magnitud del sismo.

En radio, televisión y noticieros siempre nos dan un número que representa que tan «fuerte» fue el movimiento telúrico que vivimos, pero poco entendemos sobre esa escala.

De acuerdo con la Servicio Sismológico Nacional, se produce un sismo cuando los esfuerzos que afectan a cierto volumen de roca, sobrepasan la resistencia de ésta, provocando un ruptura violenta y la liberación repentina de la energía acumulada.

Esta energía se propaga en forma de ondas sísmicas en todas direcciones.

Cómo se mide la magnitud de un sismo

La magnitud de un sismo es un número relacionado con la cantidad de energía liberada en el momento de su ocurrencia.

Para calcularla, se utilizan los registros de uno o varios sismógrafos y se expresa mediante números arábigos, incluyendo fracciones decimales, cuando es necesario.

Un grado determinado de magnitud implica alrededor de 32 veces más energía liberada que el anterior.

Así, un sismo de magnitud 7 es 32 veces más energético que uno de 6 y cerca de 1000 veces más grande que uno de 5.

La primera escala de magnitud fue definida por C.F. Richter en 1932. Actualmente, considerando los diferentes tipos de sismos, sus profundidades, etc., los sismólogos manejan varias escalas de magnitud.

¿Qué hay de la intensidad?

La intensidad de un sismo está asociada a un lugar determinado y se asigna en función de los efectos causados en el hombre, en sus construcciones y en el terreno natural de la localidad.

Para asignar un grado de intensidad se emplea la escala de Mercalli modificada, la cual emplea números romanos, del I al XII.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *