dom. Oct 13th, 2019

Entre pintas y «Cinturones de Paz», marchan para conmemorar el 2 de octubre

En punto de las 16:00 horas partió de Tlatelolco hacia el Zócalo capitalino la marcha conmemorativa de la matanza de 1968.

La magnitud de la movilización fue tal que una hora después, la retaguardia no era visible y seguían saliendo contingentes del punto de partida.

A la vanguardia de la protesta marchó el Comité 68, seguido por los padres de familia de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, así como integrantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México.

Después vienen los contingentes estudiantiles, entre los que se observaron jóvenes con el rostro cubierto por paliacates o trapos. Y más atrás maestros de diferentes estados del país y de otros gremios.

El denominado “cinturón de paz”, estrategia implementada por el gobierno capitalino para supuestamente “resguardar la movilización”, custodió ambos flancos de los contingentes.

Este cinturón, según información oficial, fue confirmado por 12 mil funcionarios del Gobierno de la Ciudad de México. También hubo voluntarios que se registraron previamente o que llegaron a la Plaza de las Tres Culturas, en donde les obsequiaron una playera blanca con las leyendas las leyendas “2 de octubre no se olvida» y «Cinturón de Paz».

Durante el recorrido de la marcha, los únicos incidentes reportados fueron pintas en paredes y negocios. Fue hasta que un reducido grupo de supuestos anarquistas llegaron a las inmediaciones del Centro Histórico que se reportaron destrozos en el edificio del Banco de México y negocios cercanos.

En estos puntos, se reventaron los «cinturones de Paz» y hubo agresiones a policías, así como estallidos con bombas molotov.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *