Los gobernadores de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas acordaron hoy aquí conformar un cerco sanitario en sus cruces fronterizos como medida preventiva para contener la propagación del Coronavirus.

 

El Mandatario nuevoleonés Jaime Rodríguez Calderón destacó la importancia del seguimiento de la ruta epidemiológica para comunicar las acciones que se tienen que realizar.

 

“De parte de los nuevoleoneses agradezco al Gobernador de Tamaulipas la contratación de personal suficiente para los filtros sanitarios que se harán en la frontera”, dijo.

 

“Nosotros acompañaremos la frontera en Colombia, igualmente en la frontera de Coahuila de tal forma que hagamos esa revisión y cerco sanitario o filtro sanitario.

 

“Aquí nos hemos puesto de acuerdo para coordinarnos no solo en el punto de vista de salud, sino también sanitario”, agregó.

 

Rodríguez Calderón expresó que junto con sus homólogos de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme; y de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, pactaron demandar de la Federación acciones más contundentes en relación a los viajeros que proceden de los países con mayor afectación.

 

“Vamos a recomendarle al Presidente (AMLO), al gabinete (federal) acciones más contundentes en este caso”, manifestó.

 

“No podemos ser el patio trasero de Estados Unidos lo dijimos, no queremos eso.

 

“Vamos a plantearlo, estamos esperando la convocatoria para la reunión del Sistema Nacional de Seguridad y ahí vamos a plantearlo nosotros también, es algo que tenemos que hacer”, añadió.

 

El Mandatario nuevoleonés añadió que se puso a consideración de sus homólogos de Tamaulipas y Coahuila el tema de la infraestructura médica que tiene Nuevo León.

 

“Que no tengamos nosotros esa frontera de si se atiende o no se atendió, vamos a abrir el apoyo de salud a cualquier ciudadano que esté en nuestro estado, independientemente de su origen.

 

Dijo que el estado cuenta con suficientes kits para las pruebas confirmatorias del virus, y además se apoyará al Hospital Universitario y la Facultad de Medicina para la fabricación de más pruebas si es necesario.

 

Otros de los acuerdos son: presentar la justificación técnica para la solicitud de recursos ante la Secretaría de Salud federal a fin de elevar a rango de enfermedad catastrófica el Coronavirus.

 

Homologación de esfuerzos y lineamientos en temas de escuelas, aeropuertos, centros recreativos, parques, centros penitenciarios, empresas y comercios, entre otros.

 

Reunirse con autoridades del estado de Texas para la homologación y lineamientos en la frontera y evitar mayores contagios.

 

Coordinación absoluta de procedimientos y de infraestructura de salud para atender a las personas afectadas con el COVID-19.

 

Asimismo, una coordinación en situaciones específicas y extraordinarias según el avance de la gravedad del contagio.

 

Además, una efectiva coordinación en la atención a migrantes.

 

En este punto el Gobernador de Tamaulipas dijo que entre las tres entidades se tienen cerca de 25 mil migrantes estacionados.

 

“Hacemos un llamado muy respetuoso y a la vez enérgico al Instituto Nacional de Migración para que asuma la responsabilidad que le corresponde”, refirió.

 

“Al día de hoy, y hablo por Tamaulipas, no hemos recibido una sola llamada del Instituto Nacional de Migración para llevar a cabo acciones de prevención entorno a lo que puede suscitarse con personas que están en lugares ni siquiera aptos”, agregó.

 

Acompañaron a los gobernadores los Secretarios Generales de Gobierno y los Secretarios de Salud de los tres estados.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *