Ante el relajamiento de las medidas preventivas contra el COVID-19, la Secretaría de Salud exhortó a la ciudadanía a seguir utilizando cubrebocas de tela.

 

El Secretario de Salud, Manuel de la O Cavazos señaló que ha visto a mucha gente en la calle sin cubrebocas, lo que incrementa el riesgo de contagios.

 

Por ello, exhortó a la ciudadanía a no bajar la guardia y seguir aplicando no solo ésta, sino todas las medidas preventivas.

 

«Esto va a pasar, ya falta menos, hay que aguantar, resistir un poco más y posteriormente nos vamos a volver a abrazar y la vida va a ser muy similar a como la llevábamos anteriormente”, mencionó Manuel de la O.

 

“Hay muchos pacientes internados, hay muchos pacientes hospitalizados, también quiero decirles que estamos preocupados en el Gobierno de Nuevo León por la reactivación económica, y estamos trabajando ya junto con la Secretaría de Economía y el Gobierno federal en los protocolos para reiniciar con las actividades económicas”.

 

De la O Cavazos señaló que el riesgo aún no pasa y se espera que sea junio uno de los meses más críticos en cuanto a la transmisión de casos.

 

“El mes de junio será uno de los meses más críticos donde tengamos un aumento exponencial en el número de pacientes infectados y hospitalizados”, indicó el titular de Salud estatal.

 

“Decir un día exacto no es correcto, nadie lo sabe, el comportamiento prácticamente y el que manda es el virus, tiene muchas variables para saber la fecha exacta”.

 

“Lo que sí que grupos de expertos en salud en Nuevo León mencionan que en el mes de junio, obviamente julio todavía tendremos un número importante de casos, y esperemos que para agosto-septiembre estemos disminuyendo”.

 

Los registros de COVID-19 siguen al alza, tan solo hoy se presentaron 79 casos nuevos, con lo que la cifra llegó a mil 820.

 

También se registraron cinco nuevos fallecimientos, con los que ya se registran 73 en la entidad.

 

Los nuevos fallecimientos corresponden a:

 

Hombre de 91 años de edad, atendido en un hospital de la Secretaría de Salud, sin antecedentes de enfermedad.

Hombre de 45 años, atendido en Hospital de la Sedena, con hipertensión arterial, diabetes mellitus e insuficiencia renal crónica.

Hombre de 71 años de edad, atendido en el IMSS, con obesidad.

Hombre de 85 años de edad, atendido en el IMSS, sin enfermedades previas.

Mujer de 96 años de edad, atendida en hospital privado, sin enfermedades previas.

 

Dos de las personas fallecidas pertenecen al primer asilo donde surgió un brote de COVID-19, con lo que ya suman siete los decesos en este lugar.

 

A la fecha se tienen 149 casos sospechosos y 187 personas hospitalizadas, de éstas 143 tienen confirmada la enfermedad y 44 están en estudio.

 

El 56 por ciento de los casos que se han registrado en la entidad son hombres y el restante 44 por ciento mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *