La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, sostuvo un diálogo con mujeres representantes de la sociedad civil organizada para conocer sus preocupaciones sobre el futuro de los recursos destinados a los programas de atención a las violencias contra las mujeres y las niñas.

 

La secretaria reiteró la importancia de mantener los espacios de diálogo abiertos y propositivos con la sociedad civil, y la necesidad de trabajar de manera conjunta para garantizar la seguridad y la vida de las mujeres y niñas en todo el país, especialmente las que tienen mayores desventajas como las mujeres de los pueblos y comunidades indígenas.

 

“Por supuesto que el diálogo constructivo es importante, que el diálogo crítico es importante, porque solamente así podemos avanzar con un diálogo crítico, pero también tenemos que estar conscientes de que esto ya no es lo mismo, que ya cambio”, enfatizó.

 

En la reunión participaron las presidentas del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nadine Gassman Zylbermann, y del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, Mónica Maccise Duayhe; la  titular del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), Luz Rosales Esteva; la comisionada Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, Candelaria Ochoa Ávalos; el secretario ejecutivo del Sistema de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), Ricardo Bucio Mújica; y el titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Adelfo Regino Montes.

 

De la sociedad civil estuvieron, en representación de 157 organizaciones, de Amnistía Internacional México, Tania Reneaum Panszi, Edith Olivares Ferreto y Norma González Benítez; de Equis Justicia para Mujeres, Maïssa Hubert Chakour, Fátima Gamboa Estrella; de la Red Nacional de Refugios, Wendy Figueroa Morales y Cecilia Toledo Escobar; y la coordinadora de la Red CAMI, Nelsy Ku Chay.

 

 

Las organizaciones compartieron su preocupación por las posibles implicaciones del Decreto de Austeridad del 23 de abril en los programas de prevención y atención de las violencias contra las mujeres, y en la entrega de recursos a los refugios para mujeres víctimas de violencia de todo el país. Asimismo, preguntaron por las acciones del Gobierno de México para atender este problema durante la actual emergencia sanitaria

 

Sobre el primer tema, señaló que los programas destinados a la defensa de derechos humanos, que incluyen los de prevención y atención de la violencia contra las mujeres, están exceptuados de la suspensión de acciones y gasto de gobierno que se posponen en el Decreto del 23 de abril.

 

Sobre la entrega de recursos a los refugios para mujeres víctimas de violencia, se recordó que la ministración para el primer semestre del año ya fue realizada, y la entrega para la segunda mitad del año sigue programada en los mismos términos. La secretaria de Gobernación insistió en la importancia de que los refugios cuenten con los recursos que necesitan, por lo que se seguirá trabajando de manera colaborativa con las instancias necesarias para que sean garantizados.

 

En particular sobre los fondos destinados a las Casas de las Mujeres Indígenas y Afromexicanas, el INPI informó de la suspensión temporal de los mismos y se estableció el compromiso de buscar fondos alternos para su financiamiento dada la importancia de la labor que realizan en las comunidades indígenas.

 

“Para mí, las Camis son fundamentales por ser precisamente las mujeres indígenas las más vulnerables, discriminadas y pobres”, indicó la secretaria Olga Sánchez Cortero.

 

Sobre las medidas tomadas por el Gobierno de México durante la contingencia sanitaria, se recordó que la Secretaría de Salud mantuvo los servicios para mujeres víctimas de violencia como actividades esenciales lo cual ha permitido mantener activa la coordinación entre instituciones para atender y canalizar casos específicos.

 

Finalmente, la secretaria de Gobernación convocó a mantener reuniones mensuales de seguimiento a los temas discutidos en la reunión, con el espíritu de diálogo y cooperación estratégica entre gobierno y sociedad civil.

 

Asimismo, recordó que “estamos ante el inicio de una nueva normalidad que implica incertidumbres económicas, cambios y dificultades importantes, y la Secretaría de Gobernación se mantendrá como una aliada permanente en este nuevo contexto para garantizar una vida libre de violencia y discriminación a todas las mujeres y las niñas de México”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *